El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, acusó al presidente Donald Trump de fomentar la violencia en las manifestaciones antirracistas ocurridas en territorio estadounidense, a raíz del asesinato de George Floyd y el ataque contra Jacob Blake.

“No puede detener la violencia porque durante años la ha fomentado. Saben, puede que él crea que pronunciar las palabras ley y orden le hacen fuerte, pero su fracaso en pedir a sus seguidores que dejen de actuar como una milicia armada en este país muestran lo débil que és”, dijo el exvicepresidente en Pittsburgh, Pensilvania, el pasado lunes.

A poco más de dos meses para que se celebren las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el tema de las protestas y la actuación de la policía en hechos considerados racistas han estado sobre el debate.

El más reciente caso que sacudió al país ocurrió el pasado domingo 23 de agosto, cuando un oficial de la policía de Kenosha, en Wisconsin, disparó a quemarropa contra Jacob Blake mientras este intentaba subir a su camioneta, en un episodio que aún tiene muchas preguntas por responder.

“¿Alguien cree que habrá menos violencia en Estados Unidos si Donald Trump es reelegido? Necesitamos justicia en EE.UU. Necesitamos seguridad”, añadió Biden en el acto de campaña.

El presidente Trump, por su parte, reaccionó al discurso con un tuit: “¡Para mí, él (Biden) está culpando a la policía, mucho más que a los alborotadores, anarquistas, agitadores y saqueadores, a los que nunca culpará o perderá los apoyos del radical de izquierdas Bernie (Sanders)!”.

Antes, el 25 de mayo, George Floyd murió mientras un agente de la policía de Minneapolis apoyó su rodilla contra su cuello por más de ocho minutos en un arresto causado porque el afroamericano pagó con un billete falso en una tienda local.

Las situaciones despertaron un sinfín de manifestaciones en el país, la mayoría de carácter pacífico; sin embargo, la ira de unos pocos fue más allá, con disturbios y saqueos que derivaron en miles de aprehensiones por parte de los uniformados.

Mientras Trump aspira a la reelección, Biden buscará volver a darle el poder en la Casa Blanca a los demócratas, retomando las labores de Barack Obama. Para la fecha, las encuestas muestran al exvicepresidente encabezando el proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *