Voto
ELECCIONES. Ciudadanos ejercen su derecho a voto en Estados Unidos. | Foto de archivo.

Convencidos de que está en juego el “alma” de la nación, activistas de miles de grupos cívicos en todo el país aprovecharon el Día Nacional del Registro de Votantes este martes para alentar a los latinos a que votaran en noviembre próximo, y centraron parte de sus esfuerzos en las mujeres y en los votantes que siguen indecisos.

Faltan menos de 40 días para los comicios generales, que definirán el control de la Casa Blanca, de ambas cámaras del Congreso, once gobernaciones y centenares de puestos locales y estatales, y algunos estados ya han comenzado el voto por adelantado.

Se calcula que 32 millones de hispanos son elegibles para votar este año, constituyendo así el bloque electoral minoritario más importante del país, aunque está por verse cuántos finalmente acuden a las urnas.

La Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos (NALEO, por su sigla en inglés), pronostica que 14,6 millones emitirán su voto.

Por otra parte, las mujeres son aproximadamente el 53% del electorado y conforman un bloque también codiciado por ambos partidos porque, desde al menos 1964, han tenido una participación electoral más elevada que los hombres.

Entre el electorado hispano en las presidenciales de 2016, las mujeres aventajaron a los hombres por cinco puntos, con una participación del 50% contra el 45%, según un análisis del Centro de Investigación Pew.

Las mujeres tienen además el aliciente de que, según el Centro para las Mujeres Estadounidenses en la Política (CAWP, por su sigla en inglés), de la Universidad Rutgers, este año habrá al menos 298 candidatas tan sólo en la Cámara de Representantes, incluyendo al menos 115 de las minorías, de las cuales 32 son hispanas.

“Las mujeres latinas son la mayoría de los votantes latinos y son motores de su familia y su comunidad. También ellas son las que enfrentan los retos de la actual crisis, lidiando con sus niños en la escuela o con sus familiares enfermos”, dijo a El Tiempo Latino Vanessa Cárdenas, exdirectora de las Coaliciones Nacionales de la campaña de Biden.

“No debería sorprender cuán influyente son las mujeres latinas y el papel clave que juegan para movilizar al electorado latino”, agregó.



EFE

REEMPLAZO. Trump intenta aumentar su apoyo entre las mujeres con la promesa de nombrar a una fémina en reemplazo de la fallecida jueza Ruth Bader Ginsburg/EFE

Biden lleva la delantera entre los hispanos

Las campañas de reelección del presidente Donald Trump y de su rival demócrata, Joe Biden, afrontan reñidas contiendas en estados clave como Arizona, Colorado, Florida, Pensilvania y Texas, y hacen lo posible por sumar votos.

Según una encuesta conjunta realizada por las cadenas Telemundo y NBC y el diario The Wall Street Journal, Biden aventaja a Trump entre los latinos por 62% contra 26%, aunque esa ventaja es menor que la del 63% que tuvo la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, en 2016.

La encuesta indicó que, entre los hispanos, el 31% de los hombres apoya a Trump, comparado con apenas el 22% de las mujeres.

En todo caso, el sondeo nacional, divulgado el domingo, ha insuflado energía a los demócratas, porque el voto latino podría catapultar a Biden a la Casa Blanca si gana en los estados más disputados de la contienda.

Urgente inscripción

Distintos grupos cívicos se alistaron para el Día Nacional del Registro de Votantes de este martes, que buscó incrementar el empadronamiento de los votantes, particularmente entre las minorías.

Debido a la pandemia, la mayoría de los eventos se realizaron por internet -aunque hubo algunos en persona y con distancia social.

La jornada contó con el respaldo de miles de organizaciones nacionales sin fines de lucro, empresas públicas y privadas, instituciones académicas, y entidades electorales, y la participación de numerosas celebridades.

La página web, “Voyavotar.com”, a cargo del Comité Nacional Demócrata,

ofrece información en español sobre cómo y dónde empadronarse para votar en ausencia, por correo o por adelantado, o en persona el próximo 3 de noviembre, dependiendo del estado en el que vivan.

Sólo las personas inscritas para votar pueden solicitar o recibir papeletas de votación por correo.



Gage Skidmore-Flickr

NÚMEROS. En los suburbios, las mujeres prefieren a Biden en un 55%, en comparación con el 41% que obtiene Trump, mientras que un 4% se mantienen indecisas/Gage Skidmore-Flickr

A la conquista del voto femenino

Trump ganó la presidencia en 2016 con el apoyo del 41% de las mujeres, pero este año las encuestas indican que el mandatario ha perdido terreno entre ellas, especialmente en zonas urbanas.

Su campaña ha tratado de apelar a las mujeres con un mensaje de “ley y orden” y su exigencia de reabrir las escuelas, al reconocer que muchas mujeres afrontan el reto de trabajar en casa y supervisar las tareas de sus hijos.

Pero una encuesta nacional del grupo All In Together señaló que Biden lo aventaja entre casi todos los grupos de mujeres y en casi todos los temas que les afectan, incluyendo la pandemia, las tensiones raciales, la seguridad ciudadana, y la reactivación económica.

Es que, según observadores, las mujeres, especialmente las de bajos recursos, están en una lucha de supervivencia ante la pérdida de empleos, falta de seguro médico, y el reto de proteger a sus hijos de la pandemia, y no aprueban de la gestión de Trump.

Ahora Trump intenta aumentar su apoyo entre las mujeres con la promesa de nombrar a una fémina en reemplazo de la fallecida jueza del Tribunal Supremo, Ruth Bader Ginsburg.

Por ahora, el primer mandatario tiene una ventaja entre las mujeres sin título universitario, lo que podría ayudarle en estados donde éstas superan en número a las votantes con educación superior.

En general, las mujeres favorecen a Biden por un margen de 11 puntos y los hombres apoyan a Trump por una ventaja de 7. En los suburbios, las mujeres prefieren a Biden en un 55%, en comparación con el 41% que obtiene Trump, mientras que un 4% se mantienen indecisas.

Por su parte, se encuentra la campaña del binomio Biden-Harris con eventos semanales en el área de la capital estadounidense dirigidos a la comunidad latina.

Entre esos eventos figuran los “lunes de acción y charla”, liderados por el grupo Latinas de Virginia con Biden porque, según explicó, “las latinas son la fuerza que une a las familias y están desatando el pleno potencial de la comunidad”.

El grupo ha programado un mitin virtual para este martes con la senadora demócrata por Massachusetts, Elizabeth Warren, y varias líderes estatales de Virginia, para alentar la participación en el voto por adelantado.

Jill Biden, esposa del ex vicepresidente, se ha convertido en una pieza parte clave para movilizar a votantes y apoyar a candidatas. La semana pasada, realizó un encuentro virtual con madres y trabajadoras en Colorado y Nevada, algunas infectadas con el COVID-19, que compartieron sus testimonios sobre el impacto económico y personal de la pandemia.

Al escucharlas, Jill Biden afirmó que su esposo conoce “mejor que nadie” lo que es la resiliencia -o capacidad de superar adversidades-, porque él ha afrontado tragedias en su vida.

Biden sufrió la pérdida de su primera esposa e hija en un accidente automovilístico y, hace cinco años, la de su hijo, Beau, por cáncer cerebral.

“Nuestra familia ha sufrido golpes y nuestros corazones se han hecho añicos pero, a través de todo, Joe aprendió cómo sanar a una familia quebrantada, y es de la misma manera en que sanas a una nación quebrantada: con amor y comprensión, con pequeños actos de bondad, con valentía, con fe inquebrantable”, afirmó.

Como suele hacer en cada mitin político, Jill Biden dio a las mujeres tres tareas antes del próximo 3 de noviembre: asegurarse de que están inscritas para votar; dar servicio voluntario en la campaña de Biden, y alentar a sus familiares y amigos a votar.



Gage Skidmore-Wikimedia

CLAVE. Jill Biden, esposa del ex vicepresidente, se ha convertido en una pieza parte clave para movilizar a votantes y apoyar a candidatas/Gage Skidmore-Wikimedia

Los temas que los movilizan

Varias encuestas nacionales dan cuenta de que, en general, la economía, el cuidado de salud y la pandemia del coronavirus, son los temas más urgentes de los votantes este año.

Son asuntos que han golpeado con dureza a los hispanos, debido en parte al alto nivel de contagio del coronavirus entre éstos, la falta de seguro médico, y el hecho de que trabajan en sectores afectados por la crisis económica.

En agosto pasado, se crearon 1,4 millones de empleos, pero la recuperación económica ha reducido su marcha entre los hispanos: su tasa de desempleo es del 10,5%, en comparación con la tasa nacional del 8,4%.

Una encuesta del Centro de Investigación Pew destacó las diferencias por género que existen entre el electorado hispano: más mujeres que hombres piensan que el tema de inmigración será decisivo para emitir su voto (69% contra el 50%).

En esa encuesta, las latinas también dieron más importancia a asuntos como la desigualdad económica y el aborto, para determinar a quién le darán su apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *