El presidente Donald Trump programó grandes eventos de campaña para este fin de semana en Wisconsin, a pesar de las recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre el Coronavirus de la Casa Blanca, que pide un mayor distanciamiento social en el estado.

El grupo de trabajo ha hecho énfasis en La Crosse y Green Bay, las áreas metropolitanas donde Trump planea reunir a miles de seguidores el sábado, como “zonas rojas” del coronavirus.

La alerta de zonas rojas es el nivel más alto de preocupación por la propagación comunitaria de la enfermedad, según un informe del grupo presentado el domingo y revisado por The Washington Post.

Wisconsin figura en el documento como el estado con la tercera tasa más alta de casos nuevos en el país, con 243 contagios por cada 100 mil personas durante la semana anterior, aproximadamente 2,6 veces mayor que el promedio nacional.

Antes de la manifestación programada de Trump en Green Bay se conoció que el hospital en esa ciudad está al 94% de su capacidad, ya que el COVID-19 continúa aumentando.

“Aunque los adultos jóvenes son el grupo más afectado en la actualidad, la propagación a otros grupos de edad es inevitable”, señaló el informe del grupo de trabajo.

Lee también: The New York Times difundió presuntas pérdidas económicas y evasión fiscal de Trump

Dicho documento, que se envía a los líderes de los 50 estados y a Washington DC, se distribuye semanalmente con recomendaciones específicas para reducir la propagación del coronavirus, junto con informes de progreso sobre las pruebas y evaluaciones condado por condado. Sin embargo, los informes no se hacen públicos.

Pandemia en el debate presidencial

Durante el debate con Joe Biden del martes, Trump defendió sus eventos como oportunidades para que sus seguidores se reúnan para escucharlo. Afirmó que no ha habido “efectos negativos” por sus manifestaciones, a pesar de que los funcionarios de salud en Tulsa dijeron que era probable un aumento en los casos de coronavirus provocado por una reunión en interiores realizada en junio.

Biden, por el contrario, dijo que Trump ha sido “totalmente irresponsable” en la forma en que ha manejado el distanciamiento social y el uso de mascarillas, y en la celebración de grandes mítines.

Lee también: Coronavirus, racismo y economía: así fue el primer debate entre Trump y Biden

El gobernador Tony Evers (D) dijo el martes en una rueda de prensa que Trump debería cancelar los eventos o exigir que todos los asistentes usen cobertura en el rostro.

“Este virus es real y está devastando nuestras comunidades, y continuará haciéndolo hasta que todos estemos en el mismo equipo”, dijo Evers en una llamada de prensa .

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.

Fuente: The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.