McConnell
COMPARTE

Las perspectivas de un nuevo paquete de ayuda económica en las próximas dos semanas se atenuaron notablemente el martes, pues el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), reveló que advirtió a la Casa Blanca no llegar a un acuerdo antes de la elección del 3 de noviembre.

En un almuerzo republicano del Senado a puerta cerrada, McConnell dijo a sus colegas que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), no está negociando de buena fe con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin; y que cualquier acuerdo que alcancen podría interrumpir los planes para confirmar a la jueza Amy Coney Barrett a la Corte Suprema.

Los republicanos han expresado su preocupación de que un acuerdo de estímulo pueda exacerbar las divisiones del partido, en un momento en el que intentan unirse para confirmar a Barrett. Los comentarios fueron confirmados por tres personas que hablaron bajo condición de anonimato para revelarlos, reseñó The Washington Post.

McConnell intenta intervenir a propósito de la negociación entre Pelosi y Mnuchin, para acordar un paquete de ayuda económica de aproximadamente 2 billones de dólares en el contexto de la pandemia por el COVID-19.

Lee también: Pelosi y Mnuchin observan obstáculos en el Senado para un nuevo paquete de alivio económico

El portavoz de Pelosi, Drew Hammill, dijo que “la conversación proporcionó más claridad y puntos en común a medida que se acercan a un acuerdo”. Sin embargo, ningún acuerdo puede convertirse en ley sin la aprobación de McConnell, y su advertencia directa a la Casa Blanca pone en peligro las posibilidades de que cualquier proyecto legislativo se convierta en ley en las próximas dos semanas.

McConnell dijo el martes a los periodistas que si se llegaba a un acuerdo y la Cámara de Representantes lo aprobaba con el apoyo del presidente Trump, lo llevaría al Senado “en algún momento”, pero no se comprometió a hacerlo antes de las elecciones.

Los republicanos podrían perder el control del Senado con base en el resultado de las elecciones de noviembre; y los senadores le han dejado claro a la Casa Blanca que votar sobre un gran acuerdo de estímulo podría significar el final de su mayoría si ahuyenta a los votantes fiscalmente conservadores. Sin embargo, Mnuchin y Pelosi han negociado durante semanas, en medio de señales de que la recuperación económica se está debilitando notablemente.

El acuerdo en discusión proporcionaría otra ronda de cheques de estímulo de $ 1 mil 200, más beneficios de desempleo, ayuda para pequeñas empresas, dinero para pruebas de coronavirus y apoyo para aerolíneas y hospitales, entre otras cosas.

Fuente: The Washington Post.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.

COMPARTE

MÁS INFORMACIÓN


ÚLTIMAS NOTICIAS