COMPARTE

Evelyn Hockstein — For The Washington Post

SIMPATIZANTES. Unas simpatizantes de QAnon durante un evento del Día de la Independencia en Washington, DC. | FOTO: Evelyn Hockstein — For The Washington Post

Jabin Botsford — The Washington Post

APOYO. Un simpatizante de Donald Trump con un sombrero de QAnon escucha al presidente en un rally en Cincinnatti | FOTO: Jabin Botsford — The Washington Post

Bing Guan — Bloomberg

TEORÍA. QAnonEs un término general para un conjunto de teorías que aseguran que el presidente Donald Trump lucha contra una élite secreta de pedófilos que gobierna Estados Unidos en un mundo oscuro. | FOTO: Bing Guan — Bloomberg

Victor J. Blue — Bloomberg

SEGUIDOR. Un seguidor de QAnon muestra una camiseta que dice “We are Q” (Nosotros Somos Q) en un mitin del presidente Trump en Pensilvania. | FOTO: Victor J. Blue — Bloomberg

Cuando a mediados de octubre el presidente Donald Trump fue cuestionado en un foro televisado sobre las teorías QAnon — calificadas por el FBI como “amenaza terrorista doméstica”— el mandatario se negó a condenar el culto conspirativo. Por el contrario, dijo que no sabía de qué se trataba, pero insinuó que sus creencias no eran dañinas.

La periodista Savannah Guthrie, de la cadena NBC le había dicho: “Permítame preguntarle sobre QAnon. Se trata de esta teoría de que los demócratas son un círculo satánico de pedófilos y de que usted es el salvador. Ahora, ¿podría usted, de una vez y para siempre, decir que esto es absolutamente falso?”.

A lo que el mandatario respondió, “simplemente no sé sobre QAnon…lo que escucho de ellos es que están muy en contra de la pedofilia. Luchan muy duro, pero no sé nada al respecto”, agregó en el foro realizado el 15 de octubre en Miami, Florida.

Las teorías de conspiración que circulaban al principio en un espacio oscuro de chats de internet pasaron a las redes sociales más populares y de allí dieron un salto a la política y campaña electoral.

Hoy tienen un impacto en la contienda al punto de ser un tema en un foro electoral.

“Estamos ante una situación extrema donde hay personas que verdaderamente creen en lo absurdo, que hay un culto satánico demócrata que se rapta a los niños, los violan y se los comen. Y que Trump sale todas las noches a rescatarlos”, expresó el abogado Joseph Malouf, analista y comentarista político.

Las teorías de conspiración tienden sus tentáculos en estas elecciones. Al menos dos docenas de candidatos al Congreso respaldan algunas de las creencias de estos grupos, según el grupo de vigilancia en los medios, Media Matters.

Para entender de qué se trata y cómo han logrado avanzar en los sectores, El Tiempo Latino responde a unas interrogantes básicas como ¿Qué es QAnon?, ¿Cómo empezó? ¿Quiénes son sus seguidores? y ¿En qué creen?

¿Qué es QAnon?

Es un término general para un conjunto de teorías que aseguran que el presidente Donald Trump lucha contra una élite secreta de pedófilos que gobierna Estados Unidos en un mundo oscuro. 

La idea central de todas estas teorías de conspiración es que existe una élite secreta que gobierna el país y que mantiene una enorme red mundial de tráfico sexual de menores. De esta élite forman parte políticos del Partido Demócrata como Hillary Clinton o Barack Obama, actores como Tom Hanks, el empresario George Soros o la presentadora de televisión Oprah Winfrey, entre otros. Según los seguidores de QAnon, el presidente Trump, apoyado por una parte de las Fuerzas Armadas, está librando una lucha en las sombras contra esa élite.

¿Cómo surgió y quién es “Q”?

La teoría surgió en octubre de 2017 en el foro de internet 4chan, uno de los diversos sitios de mensajes en los que la gente comparte comentarios sobre varios temas sin revelar sus identidades.

En este foro, un personaje/usuario dijo tener una credencial de seguridad del más alto nivel en el gobierno y aseguraba conocer secretos de gobierno. Sabía de conspiraciones nacionales e internacionales contra Trump, las cuales compartía en el 4chan y también en el canal 8chan.

Se identificó como QAnon (‘Anon’ proviene de ‘anónimo’). Nadie sabe quién es Q o sí es una persona o varias. Lo que se sabe es que elaboran teorías de todo tipo sin absolutamente ningún sustento que son difundidas sin filtro en internet.

¿En qué creen?

Según las hipótesis QAnon, Trump fue reclutado por generales en los altos mandos para que contendiera por la presidencia en 2016 con el objetivo de disolver esta conspiración criminal, acabar con su control de la política y de los medios de comunicación, y finalmente llevar a sus miembros ante la justicia.

Al principio QAnon fue un fenómeno marginal, del tipo que la mayoría de la gente puede ignorar con facilidad.

Sin embargo, este año se ha vuelto popular. Twitter, Facebook y otras redes sociales han sido inundadas con información falsa relacionada con QAnon, el COVID-19, por ejemplo. Los seguidores de “Q” señanalan que la pandemia ha sido inventada y usan el término “plandemia”.

Los simpatizantes de QAnon también han intentado vincularse a otras causas de activismo, tales como los movimientos antivacunas y las campañas contra el tráfico de menores, en un esfuerzo por hacer crecer sus filas.

Sus publicaciones fueron prohibidas por Facebook en agosto y por Youtube, al tiempo que Twitter combate sus hashtags. El más conocido de ellos, el #WWG1WGA (Where we go one, we go all – a dónde vaya uno, vamos todos), una forma de decir que no se dejará a nadie se quedará atrás.

Pizzagate

En diciembre de 2016 un seguidor del culto, de Carolina del Norte, condujo hasta Washington, DC en una misión para usar su rifle AR-15 y liberar niños que supuestamente eran prisioneros de Hillary Clinton y sus seguidores en el sótano de una pizzería.

Convencido de que la denuncia de la que leía todos los días en distintos foros era cierta, y de que tenía que hacer algo para detener lo que estaba ocurriendo, Edgar Maddison Welch fue a la pizzería el 4 de diciembre de ese año. Estaba armado con un rifle AR-15, una escopeta y un revólver. Tras ahuyentar a clientes y empleados, fue en busca del sótano del local de Comet Ping Pong, en la Avenida Connecticut, pero no encontró ninguno porque nunca existió un sótano.

Sí había una puerta cerrada con llave, que abrió a balazos. Al ver que no era más que un depósito de cosas viejas, se entregó a la Policía.

Trump les daría pista

Conocedores del tema. Dicen que Trump ofrece un respaldo tácito a los seguidores de QAnon y que ha contribuido a alimentar la teoría, ya que uno de los principales objetivos de los partidarios del culto es atraer la atención de Trump. En un análisis que CNN hizo al respecto dijo “la creencia de QAnon es que Trump deja caer regularmente ‘migas de pan’ reconociéndolos y asintiendo con la cabeza a la teoría”. Pero a medida que QAnon se ha vuelto cada vez más común, con múltiples candidatos al Congreso tanto en la cámara como en el Senado que defienden las teorías de conspiración de QAnon, los asentimientos de Trump se han vuelto mucho más explícitos y aterradores.

Republicanos y QAnon: hay candidatos para el Congreso

Según el sitio periodístico en línea “Político”, el Partido Republicano está “forjando una nueva alianza con QAnon”.

De hecho, el vicepresidente, Mike Pence, y otros otros miembros importantes de la campaña de Trump tenían previsto asistir a un acto de recaudación en Montana ofrecido por una pareja que ha expresado su apoyo a QAnon. Sin embargo Pence canceló esos planes más tarde.

Según el conteo de Media Matters, al menos 86 candidatos actuales o pasados al Congreso han respaldado o dado crédito a la teoría conspirativa.

En Georgia, se espera que la propietaria de una pequeña empresa, Marjorie Taylor Greene —quien declaró en un video de 2017 su admiración a QAnon— gane un escaño, más aún después de que su oponente se retiró.

En Colorado, otra candidata, Lauren Boebert, seguidora de QAnon, tiene posibilidades de ganar un asiento en la Cámara de Representantes. Ambas mujeres no son políticas y declaran que quieren ir al Congreso para “detener el socialismo”.

Candidatos estatales también con QAnon

The Associated Press y Media Matters también han identificado a más de dos docenas de candidatos a legislaturas estatales que han expresado algo de interés o apoyo hacia QAnon, incluido un legislador estatal de Tennessee.

Una encuesta reciente de Morning Consult dijo que el 38 por ciento de los republicanos creen que al menos partes de la conspiración de QAnon son ciertas.

Las teorías conspirativas son parte esencial de la campaña que enfrenta a republicanos y demócratas.

Semanas antes de las elecciones, Barack Obama dijo en tono sarcástico en un mitin en Pennsylvania, que si Joe Biden y Kamala Harris fueran elegidos, el país no tendría que preocuparse por “las locuras que dicen Donald Trump y sus partidarios”. El expresidente continuó: “Podrán seguir con sus vidas sabiendo que el presidente no va a retuitear las teorías de la conspiración sobre las cábalas secretas que gobiernan el mundo… Piense en eso: el presidente de los Estados Unidos retuiteó eso. ¡Qué! ¡¿Qué?!”

Trump ha retuiteado al menos 216 publicaciones de QAnon

Mientras que el mandatario dice desconocer al grupo y se niega a repudiarlos, los seguidores de QAnon avanzan, en parte, gracias a Trump, quien ha retuiteado publicaciones de QAnon al menos 216, hasta agosto pasado, según un análisis de Media Matters, un grupo de vigilancia sin fines de lucro.

Trump comparte un tuit que pone en duda la muerte de Bin-Laden

Un día antes del foro en NBC, Trump había retuiteado un mensaje de una persona afín a QAnon y las teorías conspirativas. El tuit afirmaba que el ex presidente Barack Obama, no mató a Osama Bin Laden en una operación militar en Pakistán en 2011 y el que murió fue un doble suyo.

Cuando la periodista Guthrie le hizo notar eso a Trump, el presidente alegó que se trataba “solo de un retuit”, “la opinión de alguien”, que había “dejado la historia ahí”, en las redes. “La gente puede decidir”, añadió. A lo que la periodista contestó “¡Usted es el presidente, no es como cualquier loco que puede retuitear cualquier cosa!”.

CAPTION:

CONSPIRACIÓN. Q’Anon son un conjunto de teorías que creen que Donald Trump fue electo para pelear contra un estado oscuro.

CANDIDATA: Marjorie Tyler Greene, quien cree en la teoría QAnon está próxima a convertirse en Congresista por Georgia.

Facebook

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS