El presidente electo Joe Biden y sus asesores planean anunciar esta semana una estrategia mucho más asertiva contra el coronavirus que la del presidente Donald Trump. Además, el exvicepresidente puede asumir un papel más proactivo en las próximas semanas en las negociaciones con el Congreso sobre un nuevo paquete de estímulo económico.

Las propuestas de Biden, algunas de las cuales se publicaron en su nuevo sitio web de transición, incluyen el objetivo de asegurar fondos para aumentar las pruebas de coronavirus, adquirir equipo de protección adicional, como mascarillas y batas; e invertir $ 25 mil millones en la fabricación y distribución de vacunas.

Los preparativos de Biden se producen al mismo tiempo que algunos republicanos mantienen en duda los resultados que muestran que Biden resultó ganador. Los líderes republicanos, como el senador Mitch McConnell, aún no han reconocido públicamente la victoria de Biden.

Recomendamos leer: CLAVES: ¿Cuál es el plan de Joe Biden para combatir el COVID-19?

En una medida que parecía diseñada para alentar a más republicanos a aceptar el resultado de las elecciones, el expresidente George W. Bush anunció el domingo que había llamado a Biden, así como a la vicepresidenta electa Kamala Harris, para felicitarlos por su victoria.

“Aunque tenemos diferencias políticas, sé que Joe Biden es un buen hombre, que ha ganado la oportunidad de liderar y unificar nuestro país”, dijo Bush en un comunicado. “Le ofrecí lo mismo que le ofrecí a los presidentes Trump y Obama: mis oraciones por su éxito y mi promesa de ayudar en todo lo que pueda”.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.

Amplíe información en The Washington Post.