Abbott

El presidente saliente, Donald Trump, romperá con una tradición de 150 años cuando se ausente el próximo 20 de enero de la juramentación del mandatario electo Joe Biden. Hasta el momento solo tres jefes de Estado se han ausentado de la ceremonia.

El 4 de marzo de 1801 John Adams, 2do. presidente de Estados Unidos, se negó a ceder el poder a Thomas Jefferson, 3er. presidente de la nación. Sin embargo, el entonces mandatario electo prestó juramento en una ceremonia aparte y el personal de la Casa Blanca sacó las pertenencias de Adams dejando de recibir sus instrucciones.

En 1801 aún no estaba establecida la regla del cambio de Administración al mediodía del 20 de enero. El hecho sentó un precedente y desde entonces todos los líderes salientes se preparan para abandonar la residencia con prontitud.

Lee también: Mike Pence estará presente en la toma de posesión de Joe Biden

Según historiadores, Adams pudo haberse ido de la residencia previamente al considerar que su presencia podía conllevar a una situación de violencia.

John Quincy Adams, hijo del expresidente John Adams, también se ausentó de la juramentación de su sucesor Andrew Jackson en 1829, en un contexto de tensiones entre ambos.

Por último, el presidente Andrew Johnson, en 1869, se mantuvo en la Casa Blanca durante la juramentación de Ulysses Grant como nuevo mandatario de Estados Unidos ante el Capitolio. Johnson había enfrentado un juicio político y no recibió el apoyo de su partido para presentarse en las siguientes elecciones.

Trump informó el viernes 8 de enero que no tiene intención de asistir a la Inauguración de la Administración de Joe Biden, quien se convertirá en el presidente 46° de Estados Unidos al mediodía del 20 de enero.

Te puede interesar: Así es la transición Trump-Biden en la Casa Blanca

“A todos los que me han preguntado, no iré a la Inauguración el 20 de enero”, tuiteó Trump, sin más detalles en su cuenta @realDonaldTrump, poco antes de que la red social bloqueara de forma permanente el perfil en su plataforma.

Sin embargo, el jueves 7 de enero prometió que habrá una transición ordenada en la Casa Blanca para dar paso a la Administración de Biden, pese a seguir en desacuerdo con los resultados electorales.

“A pesar de que estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones, y los hechos están de mi lado, sin embargo, habrá una transición ordenada el 20 de enero”, se lee en un comunicado de Trump difundido por su asesor Dan Scavino.

El miércoles, el Congreso ratificó los resultados del Colegio Electoral en una jornada marcada por la irrupción de los seguidores de Trump en el Capitolio: dejando cinco muertos y decenas de detenidos.

Motivado a la irrupción en el Congreso, los demócratas de la Cámara de Representantes iniciaron una acción de juicio político en contra del mandatario, que en caso de llegar a concretarse llevaría a Trump a convertirse en expresidente días antes de lo previsto.

Amplía más detalles: Por segunda vez los demócratas en la Cámara Baja buscan la destitución de Trump

Con información de Asociación Histórica de la Casa Blanca, Biblioteca del Congreso y The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.