Hace cuatro años, el presidente Donald Trump usó su discurso inaugural para prometer el fin de lo que llamó “carnicería estadounidense”. El miércoles al mediodía, el presidente electo Joe Biden aparecerá en el mismo lugar, dos semanas después de que el Capitolio fuera asaltado por manifestantes pro-Trump, quienes intentaba evitar que el Congreso contara formalmente los votos electorales para confirmar su victoria.

Con cinco muertes ocurridas relacionadas con los hechos del Congreso, el 6 de enero, significa que el traspaso del presidente 45 al 46 no ha sido una transferencia pacífica de poder.

Si bien Biden aceptará la seguridad sin precedentes que ha bloqueado la capital, planea presentar un escenario para la reconciliación nacional y hacer que el gobierno funcione nuevamente.

Lo que podría ser más notable del discurso inaugural de Biden es cuán similares son el mensaje y los temas centrales, a lo que dijo cuando lanzó su tercera candidatura a la presidencia en abril de 2019, mucho antes del coronavirus y la crisis económica.

Lee también: ESPECIAL l Biden asumirá el futuro de EE. UU. con una economía golpeada por la pandemia

La razón fundamental declarada por Biden para buscar la Oficina Oval fue lapromesa de restaurar el alma de Estados Unidos. El exvicepresidente ha dicho innumerables veces que decidió postularse después de que Trump dijera que había “buena gente en ambos lados” en Charlottesville en el verano de 2017.

“Lo que escuchará del presidente electo Biden el miércoles será un reflejo de mucho de lo que escuchó de él en la campaña electoral, que es que él cree que podemos unir a este país”, dijo el domingo la directora de comunicaciones entrante de la Casa Blanca, Kate Bedingfield.

Añadió: “Él cree que tenemos que unir a este país y que un Estados Unidos unificado es la única forma en que seremos capaces de abordar las crisis masivas a las que nos enfrentamos… Este será un momento en el que el presidente electo Biden realmente trabajará para tratar de pasar página sobre la división y el odio durante los últimos cuatro años y realmente presentar una visión positiva y optimista para el país”.

Dos empleados clave que ayudaron a Biden a formular su discurso inaugural son el asesor Mike Donilon, quien colabora con cada discurso importante; y Vinay Reddy, director de la operación de redacción de discursos de Biden y un veterano de la oficina vicepresidencial de Biden.

Lee también: CRONOLOGÍA | La semana del caos en Washington DC

El presidente electo se dirigirá a Washington desde su casa el martes. Hoy se toma un descanso de la preparación del discurso para ser voluntario en Philabundance, una organización de alivio del hambre en Filadelfia, como parte de la declaración de su comité inaugural de que el lunes es un día nacional de servicio.

Debido a la pandemia, Biden tiene nueve meses de práctica para pronunciar discursos importantes frente a audiencias reducidas. Pero esta seguirá siendo una experiencia única: Trump será el primer presidente saliente en saltarse la investidura de su sucesor desde que Andrew Johnson rechazó a Ulysses S. Grant en 1869.

Fuente: James Hohmann vía The Daily 202 – The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.