Este martes en su discurso de despedida como presidente de Estados Unidos, Donald Trump destacó su labor al frente del país, especialmente en materia internacional, aspecto que lo convirtió en “el primer presidente en décadas que no ha comenzado nuevas guerras”.

En un discurso grabado horas antes de que el demócrata Joe Biden asuma como nuevo mandatario norteamericano, el republicano indicó sentirse “especialmente orgulloso de ser el primer presidente en décadas que no ha comenzado nuevas guerras”.

Pese a su orgullo, el jefe de Estado no alimentará la tradición de estar presente en la toma de posesión del ganador de los comicios y en su lugar se espera que vuele rumbo a Mar-a-Lago, su club en Florida donde reside.

Trump no mencionó a Biden, pero aseguró que “rezará” por el nuevo gobierno.

“Revitalizamos nuestras alianzas e impulsamos a las naciones del mundo a plantar cara a China como nunca antes”, esto parte “de la valiente diplomacia y un realismo basado en principios”, con los cuales se alcanzaron “históricos acuerdos de paz en el Oriente Medio”.

“Es el amanecer en el nuevo Oriente Miedo y estamos trayendo de vuelta a casa a nuestros soldados”, siguió el republicano.

Un día atrás, su esposa, Melania Trump, sostuvo su último discurso como primera dama.

La saliente aseguró que desempeñar dicho papel se había convertido en el “mayor honor” de su vida y pidió a los estadounidenses mantener viva su pasión sin caer en hechos violentos.

“Sea apasionado en todo lo que haga, pero recuerde siempre que la violencia nunca es la respuesta y nunca se justificará”, indicó en su discurso, manteniendo la dinámica que ha usado en los días recientes luego del asalto al Capitolio el pasado 6 de enero.

“Los últimos cuatro años han sido inolvidables”, manifestó. “Cuando Donald y yo concluimos nuestro tiempo en la Casa Blanca, pienso en todas las personas que me he llevado a casa en mi corazón y en sus increíbles historias de amor, patriotismo y determinación”.

En su discurso, Trump elogió la labor de las fuerzas armadas del país, así como su labor a través de “Be Best”, iniciativa en pro de los niños: “cuando pienso en estas experiencias significativas, me siento honrada de haber tenido la oportunidad de representar a una nación con gente tan amable y generosa”.

Sobre la pandemia del coronavirus, Melania Trump manifestó su gratitud a los trabajadores de la salud que se encuentran en la primera línea de batalla al enfrentar al brote en el país que lidera al mundo en casos y muertes vinculadas al virus en todo el mundo.

Asimismo, pidió a los estadounidenses ayudar a mantener a raya el COVID-19 respetando las normas sanitarias establecidas por los expertos en la materia.

“Cada vida es preciosa y les pido a todos los estadounidenses que tengan precaución y sentido común para proteger a los vulnerables, ya que ahora se están administrando millones de vacunas”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.