Los demócratas reclamaron el control del Senado el miércoles por un mínimo margen con los republicanos, cuando la vicepresidenta Kamala Harris tomó juramento de tres nuevos senadores demócratas, lo que llevó a la Cámara a dividirse en un 50-50.

Harris, quien asumió su papel como presidenta del Senado, pocas horas después de su toma de posesión como vicepresidenta, tendrá el voto de desempate otorgando a su partido una mayoría por apenas un voto y, por lo tanto, el poder de establecer la agenda en los Comités.

Con los demócratas ya en control de la Cámara, la transición en el Senado tiene enormes implicaciones para la capacidad de Biden de dotar de personal a las agencias gubernamentales y de aprobar leyes durante su Administración.

Lee también: Harris celebra la juramentación de los nuevos senadores Warnock, Ossoff y Padilla

El senador Charles E. Schumer (D-N.Y.),líder entrante de la mayoría, trazó metas ambiciosas para las primeras semanas del nuevo Senado, equilibrando la necesidad de confirmar a los nominados más importantes de Biden con el deseo del nuevo presidente de aprobar otro paquete de estímulo económico, a un costo de casi $ 2 billones.

Al mismo tiempo, Schumer espera llevar a cabo un juicio político en contra del expresidente Donald Trump, quien está acusado de fomentar el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero.

Al asumir por primera vez como líder de la mayoría, Schumer se comprometió a negociar de manera diferente y tomar medidas para combatir la injusticia racial, la desigualdad económica y el cambio climático.

“Este Senado legislará”, dijo dirigido a los republicanos que se centraron en confirmar a los nominados de Trump. “Será activo, receptivo, enérgico y audaz”. Abogó por trabajar en conjunto de forma bipartidista.

Lee también: ESPECIAL l Biden asumirá el futuro de EE. UU. con una economía golpeada por la pandemia

Pero las divisiones siguieron siendo profundas, de acuerdo con The Washington Post, y hasta el miércoles no estaba claro si el Senado podría confirmar a alguno de los nominados de Biden al final de su primer día en el cargo, un cambio de la tradición.

Trump ganó dos confirmaciones en su primer día como presidente, mientras que Barack Obama ganó seis y George W. Bush siete.

Fuente: The Washington Post.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *