El presidente Joe Biden anunció el jueves el fin del apoyo de Estados Unidos a las operaciones ofensivas en Yemen y el congelamiento de los traslados de tropas desde Alemania, revirtiendo dos políticas de la administración Trump que el nuevo presidente considera que están fuera de sintonía con los valores estadounidenses.

Los anuncios fueron parte de un discurso en el Departamento de Estado que volvió a comprometer a Estados Unidos con alianzas globales e instituciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud.

"Repararemos nuestras alianzas y nos comprometeremos con el mundo una vez más, no para enfrentar los desafíos de ayer, sino los de hoy y los de mañana", dijo Biden.

Prometió contrarrestar “este nuevo momento de avance del autoritarismo” con valores democráticos, el estado de derecho y el apoyo a una prensa libre. Dijo que Estados Unidos se recuperará del intento de insurrección en el Capitolio del mes pasado "más fuerte, más decidido y mejor equipado para unir al mundo en la lucha por defender la democracia porque nosotros mismos hemos luchado por ella".

Biden esbozó sus puntos de vista tradicionales de política exterior con un pincel amplio, prometiendo enfrentar los abusos de los derechos humanos, la tiranía y la intolerancia en China, Rusia, Myanmar y otros lugares, mientras busca la cooperación con los competidores cuando sea posible. Prometió respaldar a los diplomáticos estadounidenses desmoralizados por los años de Trump.

Como parte del esfuerzo por proyectar los valores estadounidenses en el exterior, Biden anunció una política de apoyo a los derechos LGBT en todo el mundo.

En Rusia, Biden estableció un marcado contraste con el presidente Donald Trump, quien con frecuencia se mostraba indiferente con el presidente ruso Vladimir Putin.

“Le dejé en claro al presidente Putin, de una manera muy diferente a mi predecesor, que los días de Estados Unidos dando vueltas frente a las acciones agresivas de Rusia, interfiriendo con nuestras elecciones, ciberataques, envenenando a sus ciudadanos, se acabaron, dijo Biden.

"No dudaremos en aumentar el costo de Rusia y defender nuestros intereses vitales", dijo Biden, mientras trabajaba junto a Rusia en algunos problemas internacionales.

Texto tomado y traducido de The Washington Post