SEGURIDAD. El exvicepresidente Mike Pence debió buscar refugio dentro del Capitolio durante el asalto del 6 de enero. | Foto: Katherine Frey / The Washington Post.

La evidencia que surge a medida que se desarrolla el juicio político en contra de Donald Trump en el Senado, indica que el expresidente pudo haber sido informado personalmente de que el entonces vicepresidente Mike Pence estuvo en peligro físico durante el asedio al Capitolio, el 6 de enero, momentos antes de señalarlo en Twitter.

La decisión de Trump de tuitear que Pence carecía de “coraje”, un mensaje enviado poco después de que el exvicepresidente fuera sacado del Senado, sugiere el tiempo que demoró en tomar medidas para detener a sus partidarios mientras asaltaban el Capitolio.

De acuerdo con The Washington Post, muchos de los alborotadores tenían la intención de hacerle daño a Pence, a quien Trump había señalado en un mitin ese mismo día, con el argumento de que supuestamente el exvicepresidente tenía el poder de evitar la certificación del Colegio Electoral.

El tuit de Trump llegó a las 2:24 pm de ese día, solo 11 minutos después de que la cobertura televisiva en vivo mostrara a Pence siendo sacado del Senado, cuandolos alborotadores entraban al edificio un piso más abajo.

Trump estaba viendo la cobertura de noticias de la sesión luego de regresar de su mitin en La Elipse, según una persona familiarizada con los hechos del día que, como otros entrevistados para este informe, habló bajo condición de anonimato para describir lo que estaba sucediendo.

Por lo general, el Servicio Secreto informaba inmediatamente a la Casa Blanca sobre cualquier movimiento significativo que involucrara al exvicepresidente, según otra persona con conocimiento de los protocolos de seguridad.

Además, Trump escuchó directamente sobre los movimientos del vicepresidente a través de un senador republicano. Poco después de que Pence fuera sacado de la Cámara del Senado. El senador Tommy Tuberville (R-Ala.) habló con Trump por teléfono y le contó sobre la salida apresurada de Pence, informó Tuberville a los periodistas este jueves.

Se desconoce la hora exacta de su conversación, pero el Servicio Secreto sacó a Pence de la habitación a las 2:13 pm y los senadores habían evacuado por completo la cámara alrededor de las 2:30.

Fuente: Rosalind S. Helderman y Josh Dawsey/The Washington Post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *