Casa Blanca

T.J. Ducklo, subsecretario de prensa de la Casa Blanca, presentó su renuncia el sábado luego de haber sido suspendido por lanzar una amenaza sexista y soez contra una periodista que pretendía hacer una publicación sobre su relación con otra reportera.

A Ducklo, según la agencia de noticias AP, le suspendieron el sueldo el viernes por una semana luego de que la revista Vanity Fair publicó un contenido sobre sus amenazas sexistas contra una periodista de Político, a la que amenazó con destruirla, en su intento para evitar que la publicación saliera a luz.

La periodista quería publicar información de la relación de Ducklo con una reportera de asuntos políticos del portal de noticias Axios, que anteriormente había cubierto la campaña y transición del presidente Joe Biden.

Luego de presentar su renuncia, el funcionario manifestó en un comunicado sentirse devastado de haber avergonzado y decepcionado a sus colegas en la Casa Blanca y al presidente Biden.

Lea también: Trump tras ser absuelto: «Nuestro movimiento acaba de empezar»

“No hay palabras para expresar mi arrepentimiento, mi vergüenza y mi repugnancia por mi conducta”, señaló. “Utilicé un vocabulario que una mujer jamás debe escuchar de nadie, especialmente en una situación en que ella solo intentaba hacer su trabajo. Fue un vocabulario repugnante, irrespetuoso e inaceptable”, escribió en el comunicado.

Antes de que Político publicara el artículo sobre Ducklo el martes, la revista semanal People Magazine ya había publicado la noticia con una descripción favorable de la relación. Esa fue la primera publicación en la que alguno de los dos reconocía públicamente una relación de pareja.

La renuncia de Ducklo es la primera baja de la nueva administración, a pocos días de que Biden cumpla su primer mes en la Presidencia. Además, ocurrió mientras la Casa Blanca enfrentaba críticas por su decisión de no dejar ir a Ducklo y no atenerse a las normas fijadas por el mismo presidente.

Biden ya había advertido lo que sucedería si ocurren asuntos como este en su gabinete, pues durante la juramentación virtual el día que asumió la Presidencia aseguró que despediría de inmediato a quien trabaje con él si se enteraba que trató a otro colega sin respeto o si habla con desprecio de alguien.

“No hay pero que valga”, agregó Biden.

Jen Psaki, secretaria de prensa de la Casa Blanca, se enfrentó el viernes a varias preguntas sobre la polémica. Los reporteros le recordaron las palabras de Biden y cuestionaron la decisión de solo suspender a Ducklo durante una semana.

Con información de AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *