DECESO. Isabel Jacobo, de 80 años, segunda desde la derecha, toma una cruz de José Hinojos durante el funeral de su esposo en el Calvary Cemetery and Mortuary, en Los Ángeles, el 13 de enero. | Foto: Philip Cheung para The Washington Post.
COMPARTE

La esperanza de vida en Estados Unidos se redujo en un año completo durante la primera mitad de 2020, una disminución que refleja el número de víctimas de la pandemia de COVID-19, así como un aumento en las muertes por sobredosis de drogas, ataques cardíacos y enfermedades que acompañaron al brote, según datos del gobierno publicados este jueves.

La última vez que la esperanza de vida al nacer se redujo más drásticamente fue durante la Segunda Guerra Mundial. Los estadounidenses ahora pueden esperar vivir tanto como lo hicieron en 2006, según los datos provisionales publicados por el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS), una parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Los afroamericanos y latinos fueron más afectados que los blancos, lo que refleja las disparidades raciales de la pandemia, según el nuevo análisis, reseñó The Washington Post.

Los afroamericanos perdieron 2,7 años de esperanza de vida y los latinos 1,9. La esperanza de vida de los blancos descendió 0,8 años.

“Es bastante impactante”, dijo Steven Woolf, director emérito del Centro de Sociedad y Salud de la Virginia Commonwealth University, que está recopilando los mismos datos para todo 2020.

La esperanza de vida al nacer, considerada un barómetro confiable de la salud de una nación, ha aumentado de manera constante en los Estados Unidos desde mediados del siglo XX, con pequeñas disminuciones anuales en los últimos años causadas principalmente por “muertes por desesperación”: sobredosis de drogas, alcoholismo y suicidio.

La esperanza de vida plana y modestamente decreciente de 2015 a 2017 causó una preocupación considerable entre los expertos en salud pública después de décadas de progreso contra las enfermedades cardíacas, el cáncer y otras enfermedades.

En 2019, la esperanza de vida volvió a subir cuando el número de sobredosis fatales de drogas se redujo ligeramente por primera vez en 28 años.

La única buena noticia del nuevo informe es que la esperanza de vida normalmente se recupera rápidamente, debido a la forma en que se calcula. Los expertos dijeron que esperan que esto ocurra cuando Estados Unidos supere la pandemia.

Lee también: Promedio de siete días de nuevos contagios de COVID-19 cae por debajo de 90 mil

En general, según muestran los datos del Centro Nacional de Estadísticas de Salud, la esperanza de vida al nacer en la primera mitad de 2020 fue de 77,8 años. Para los afroamericanos fue de 72, para los latinos 79,9 y para los blancos 78.

Como ha sido el caso durante mucho tiempo, las mujeres podían esperar vivir más: 80,5 años, en comparación con 75,1 para los hombres. El NCHS no incluyó cifras para los estadounidenses de origen asiático u otros grupos raciales.

Con Estados Unidos acercándose a las 500 mil muertes solo por la pandemia, los expertos no se sorprendieron con los nuevos datos. Pero acotaron que el tamaño de la reducción en la esperanza de vida, particularmente para los afroamericanos y latinos, fue mayor de lo esperado.

Fuente: Lenny Bernstein/The Washington Post.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS