McConnell

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, pidió el miércoles que la comisión independiente que se espera que estudie el ataque del mes pasado al Capitolio de Estados Unidos esté compuesta por un número igual de demócratas y republicanos, haciéndose eco de los comentarios del líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, la semana pasada sobre el asunto.

Las declaraciones de McConnell y McCarthy se producen después de que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijera que la Cámara tomará medidas para establecer una comisión independiente para investigar la insurrección del 6 de enero, similar a el cuerpo que estudió los ataques terroristas del 11 de septiembre.

"Una investigación con un sesgo partidista nunca sería legítima a los ojos del pueblo estadounidense", dijo McConnell en un discurso en el Senado el miércoles por la tarde. “Una empresa desigual o injusta no ayudaría a nuestro país”.

McConnell señaló los comentarios recientes hechos por los presidentes de la Comisión del 11 de septiembre, el exgobernador de Nueva Jersey Thomas Kean (R) y el excongresista Lee Hamilton (D), en entrevistas con POLITICO.

Kean dijo que si la comisión no tiene la misma representación, su informe "no tendrá tanta confianza por parte del pueblo estadounidense", mientras que Hamilton dijo que la propuesta inicial de Pelosi de un panel compuesto por siete personas designadas por demócratas y cuatro personas designadas por el Partido Republicano "no me suena como un buen comienzo, suena como un comienzo partidista ".

Además de la representación equitativa, McConnell pidió el miércoles que la comisión requiera apoyo bipartidista para las citaciones, a diferencia del proyecto de ley de Pelosi, que dijo que "conferiría el poder de la citación a una persona designada por los demócratas".

Si bien los demócratas han pedido que el panel investigue la respuesta a la insurrección y lo que la provocó, en sus comentarios sobre el tema la semana pasada, McCarthy no mencionó en particular la investigación de las causas del ataque, lanzado por una turba de partidarios del presidente Donald Trump mientras en la sede del Congreso se celebraba el inicio de la certificación del triunfo del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales del 2020.

El hecho dejó un balance de cinco fallecidos, al menos 14 oficiales de la policía heridos y más de 100 personas arrestadas en las siguientes jornadas por su participación en la protesta.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino