ARRESTO. El líder de la oposición rusa, Alexei Navalny, hace gestos dentro de una jaula de vidrio antes de una audiencia en el Tribunal de Distrito de Babushkinsky en Moscú, Rusia, el 20 de febrero de 2021. | Foto: Efe.

El gobierno de Joe Biden anunció este martes sanciones punitivas a importantes figuras del gobierno ruso por el envenenamiento del líder de la oposición Alexei Navalny; y reiteró la demanda de que el líder político sea liberado de la detención.

Estas sanciones bloquean el acceso a activos financieros o de otro tipo en los Estados Unidos para siete figuras importantes en torno al presidente ruso Vladimir Putin.

Aunque las sanciones son en gran parte simbólicas, representan la primera acción de la Administración Biden contra Rusia. Los funcionarios estadounidenses que describieron las medidas dijeron que son una señal de que el nuevo gobierno tratará a Rusia de manera diferente a como lo hizo el expresidente Donald Trump.

La Administración Biden también anunció nuevas restricciones a la exportación de artículos que podrían usarse para fabricar armas químicas; y amplió las sanciones existentes en virtud de una ley que controla el uso de tales armas.

Los funcionarios, que hablaron bajo condición de anonimato para describir las acciones antes de que fueran impuestas, no revelaron los nombres de las personas sancionadas. Se espera que los nombres se hagan públicos en el transcurso del día.

Antecedentes

Navalny fue envenenado en agosto de 2020 y estuvo a punto de morir. Las sanciones de Estados Unidos reflejan en gran medida las acciones tomadas por la Unión Europea el otoño pasado. En ese momento, la Administración Trump se negó a unirse a la acción.

El líder opositor se recuperó en Alemania, pero fue encarcelado a su regreso a Moscú a principios de este año. Fue sentenciado a más de dos años tras las rejas por lo que los defensores de los derechos humanos denominan cargos fabricados.

Funcionarios estadounidenses dijeron que las nuevas acciones se basan en hallazgos de inteligencia de Estados Unidos. Navalny fue envenenado con Novichok, una neurotoxina que fue desarrollada como arma de guerra rusa.

Alexander Gabuev, investigador principal del Centro Carnegie de Moscú, dijo que la respuesta coordinada de la Administración Biden con Europa es más eficaz que el enfoque autónomo de su predecesor. Pero añadió que es “muy poco probable que cambie el destino del Sr. Navalny. Impondrá costos a Rusia, pero los costos son totalmente soportables”.

No hubo respuesta inmediata del Kremlin.

Fuente: Anne Gearan/The Washington Post.

Ellen Nakashima contribuyó a esta historia.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.