michigan
SALUD. Uno de los últimos países en recomendar el uso de las mascarillas para prevenir el coronavirus fue Estados Unidos. | Foto archivo.
COMPARTE

Este lunes, autoridades federales de salud publicaron una guía que brinda más libertad para socializar y realizar actividades rutinarias a los residentes completamente vacunados contra el COVID-19.

En un contexto de cansancio por las restricciones por la pandemia, la guía ofrece un primer vistazo de cómo se verá la nueva normalidad en los próximos meses.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dijeron que las personas con un lapso de dos semanas de su última inyección corren poco riesgo si visitan a miembros de un solo hogar no vacunados -con bajo riesgo de enfermedad grave-, sin usar mascarillas o distanciarse.

Eso permite a abuelos vacunados que viven cerca de sus hijos y nietos no vacunados para reunirse por primera vez en un año. Sin embargo, todavía se desaconsejan los viajes de larga distancia.

SALUD. La vacunación contra el coronavirus es gratis. | Foto: Efe.

Los CDC también precisaron que las personas completamente vacunadas pueden reunirse en sitios interiores con quienes están completamente vacunados. Y no es necesario ponerlos en cuarentena ni someterse a pruebas después de la posible exposición al coronavirus si no presentan síntomas.

Lee también: Fauci dice que levantar las restricciones contra el COVID-19 es una medida "inexplicable"

Peter Hotez, codirector del Centro para el Desarrollo de Vacunas del Texas Children's, agradeció el consejo, pero dijo que los CDC tardaron demasiado en decirle al público cuándo pueden quitarse las mascarillas.

“Cuanto antes pasemos a decirle a la gente si está completamente vacunado no tiene que usar máscaras, eso será un incentivo para que las personas se vacunen”, afirmó Hotez.

Después de un comienzo lento, el ritmo de las vacunas se está acelerando, con más de 58 millones de personas en los Estados Unidos que han recibido una inyección y casi 31 millones de personas completamente inmunizadas, o alrededor del 9% de la población, según los CDC.

El presidente Biden ha prometido tener suficiente suministro para todos los adultos que quieran una inyección para fines de mayo, lo que genera esperanzas de volver a la vida normal.

Te puede interesar: Gobernador de Texas reabre el estado pese a advertencias por el COVID-19

“Sabemos que las personas quieren vacunarse para poder volver a hacer las cosas que disfrutan con las personas que aman”, dijo la directora de los CDC, Rochelle Walensky, al publicar la guía.

Si bien las recomendaciones son un paso positivo, Walensky y otros funcionarios de los CDC advirtieron que millones de personas más deben vacunarse por completo antes de que todos puedan dejar de seguir la mayoría de las precauciones contra el COVID-19.

La guía describe varias formas en que las personas completamente vacunadas pueden volver a sus antiguas rutinas, aunque es más general de lo que algunas personas podrían haber esperado. No dice explícitamente, por ejemplo, si los abuelos vacunados pueden abrazar y besar a sus nietos no vacunados, pero parece respaldar tal comportamiento al decir que las personas vacunadas pueden reunirse con seguridad en el interior de un hogar no vacunado sin mascarillas ni distancia física, siempre que nadie corre el riesgo de sufrir una enfermedad grave.

Una creciente evidencia sugiere que las personas completamente vacunadas tienen menos probabilidades de transmitir el virus a otros. Si bien algunas medidas de prevención continúan siendo necesarias, los beneficios de reducir el aislamiento social “pueden superar el riesgo residual de que las personas completamente vacunadas se enfermen con COVID-19” o transmitan el virus a otras personas, señala la guía.

Sugerimos leer: Biden califica como un "pensamiento neandertal" el levantamiento de restricciones en Texas y Mississippi

Además, relajar ciertas medidas para las personas vacunadas “puede ayudar a mejorar la aceptación de la vacuna”, confirman los CDC. “Por lo tanto, hay varias actividades que las personas completamente vacunadas pueden reanudar ahora, con bajo riesgo para ellas mismas, siendo conscientes del riesgo potencial de transmitir el virus a otras personas”.

Es probable que las reuniones pequeñas representen un riesgo mínimo, y las situaciones más seguras son que quienes están completamente vacunados se reúnan en entornos privados, como una cena entre amigos vacunados en su hogar.

Pero el riesgo aumenta a medida que las reuniones se hacen más grandes, tienen lugar fuera del hogar e incluyen a más personas no vacunadas porque pueden provenir de lugares con altas tasas de transmisión.

Para quienes están completamente vacunados, las decisiones sobre las interacciones sociales se reducen a cuánto riesgo están dispuestos a correr.

Lee además: ABC: Legisladores estatales republicanos difunden información errónea sobre el COVID-19

El nivel de precaución que las personas deben ejercer debe estar determinado por las características de aquellos que no están vacunados.

Las personas no vacunadas de un solo hogar, o quienes viven bajo un mismo techo y que tienen un riesgo bajo de enfermar gravemente, por ejemplo, pueden visitar a las personas vacunadas en el interior sin usar mascarillas. Pero si pasan los vecinos no vacunados, la visita debe realizarse al aire libre o en un espacio bien ventilado; y todos deben enmascararse porque existe un mayor riesgo de propagación del virus entre ellos.

Si una persona completamente vacunada visita a un amigo no vacunado que tiene 70 años y, por lo tanto, está en riesgo de padecer una enfermedad grave, la visita también debe realizarse al aire libre, con máscaras y distanciamiento físico, establece la guía.

Por Lena H. Sun y Lenny Bernstein/The Washington Post.

Traducción libre del inglés por El Tiempo Latino.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS