Bannon fue arrestado en agosto y acusado de estafar a colaboradores de “We Build the Wall” (Nosotros Construimos el Muro), una iniciativa privada con la evidente intención de recaudar dinero para construir una imponente muralla a lo largo de la frontera entre México y EE.UU. | FOTO: Luke MacGregor — Bloomberg

Por Shayna Jacobs - The Washington Post
Traducido por El Tiempo Latino / El Planeta


NEW YORK – Steve Bannon, agitador, estratega político y ex-confidente del expresidente Donald Trump, está luchando para que su caso de fraude sea formalmente sobreseído en contra de la fuerte objeción de los fiscales que han argumentado que su pleno indulto no significa que su acusación deba ser borrada del registro.
Bannon, quien ayudó a ingeniar la victoria electoral de Trump en 2016 antes de servir brevemente como consejero en la Casa Blanca, le pidió a un juez tarde el jueves 18 de marzo que siguiera el ejemplo de otros en Nueva York y en otras partes que inmediatamente sobreseyeron los casos después de que Trump emitiera sus indultos. Para apoyar su argumento, Bannon cita el sobreseimiento de los cargos post-indulto contra Michael Flynn, el ex-consejero de seguridad nacional de Trump acusado de mentir sobre sus contactos con oficiales rusos, y el rapero Lil’ Wayne, quien estaba enfrentando cargos por posesión de armas en Florida.
La Fiscalía Nacional en Manhattan, que prepara un juicio contra tres de los co-acusados de Bannon por una presunta estafa en la colecta de fondos para el muro fronterizo, está buscando una terminación “administrativa” al caso de Bannon, lo cual detendría su juicio permanentemente pero no borraría su nombre del expediente. Su caso quedaría oficialmente pendiente mientras que los demás, a quienes Trump no indultó antes de la culminación de su mandato en enero, esperan por juicio.
Siguiendo el indulto de Bannon, el cual solo cubre cargos federales, la Fiscalía Distrital de Manhattan comenzó su propia investigación de la presunta estafa, abriendo la posibilidad de que Bannon enfrente cargos estatales por fraude. Si su caso permanece abierto en la corte federal, no se espera que tenga un impacto en la habilidad de los fiscales estatales de presentar cargos.
No está claro por qué la Fiscalía Nacional está desafiando lo que se esperaba fuera un sobreseimiento directo del caso de Bannon o si los fiscales creen que el caso contra los restantes tres sufriría estratégicamente en el juicio si Bannon estuviera oficialmente excluido.
En una carta a la Jueza Nacional-Distrital Analisa Torres del 25 de febrero, los fiscales argumentan que “el indulto otorgado a Bannon no es una base para sobreseer la acusación en su contra” y que no elimina las causas probables que llevaron a su acusación, “ni tampoco menoscaba la evidencia de su participación en los hechos que el Gobierno espera recabar para su presentación en el juicio”.
“Si la corte sobresee la acusación contra Bannon, podría tener un efecto más amplio que el propio indulto, entre otras cosas potencialmente librando a Bannon de ciertas consecuencias no cubiertas por el indulto”, continúa la carta, citando un caso sin relación directa en el que un vendedor de bienes indultado no se podía registrar como negociador.
La Oficina del Fiscal de Estados Unidos se negó a dar comentarios adicionales sobre su solicitud de mantener pendiente el caso de Bannon. Se espera una respuesta a la moción de Bannon para dentro de dos semanas. No está claro cuándo se espera que el juzgado emita un veredicto sobre el asunto.
El abogado de Bannon argumentó en la moción que la Oficina del Fiscal de Estados Unidos ya ha comenzado a tratar el caso como si Bannon ya no fuera parte de él. Los fiscales le recordaron a Costello su obligación de regresar o destruir evidencia que ya haya sido recibida en el proceso de intercambio de documentos del ante-juicio conocida como “descubrimiento”, y Bannon ha dejado de recibir los nuevos materiales descubiertos que sus presuntos cómplices están recibiendo.
Costello dijo que se busca el sobreseimiento porque un indulto “significa que el Sr. Bannon nunca será llevado a juicio” y que, como una persona que no ha sido condenada, Bannon “es considerado por la Constitución como un hombre inocente”.
“La presunción de inocencia solo puede ser revocada por una condena que nunca sucederá en este caso”, añadió Costello. “El único propósito de una acusación es informar a un individuo de los cargos contra él o ella, y de traer a juicio a ese acusado basándose en esos cargos”.
En el caso de Flynn, el juez de distrito de los EE.UU. Emmet Sullivan rechazó la solicitud del Departamento de Justicia de sobreseer, pero indicó que no había otra opción más que hacerlo una vez que Trump intercedió con una orden de clemencia. “Porque la ley reconoce el poder político del presidente para indultar, el procedimiento apropiado es sobreseer este caso como irrelevante”, dijo el juez en aquella oportunidad, de acuerdo a un relato en la moción de Bannon.
De igual manera, una corte federal en Florida sobreseyó un caso por tenencia de armas de fuego contra el rapero Lil’ Wayne, cuyo verdadero nombre es Dwayne Carter. Trump indultó a Carter junto a docenas de otros el último día de su mandato. Ken Kurson, un amigo del yerno de Trump, Jared Kushner, y otra persona que está por recibir un indulto en su juicio por acoso en Brooklyn, vieron el asunto borrado del expediente sin argumento.
Bannon fue arrestado en agosto y acusado de estafar a colaboradores de “We Build the Wall” (Nosotros Construimos el Muro), una iniciativa privada con la evidente intención de recaudar dinero para construir una imponente muralla a lo largo de la frontera entre México y EE.UU. – la emblemática promesa de la campaña de Trump en 2016. Bannon fue acusado de haberse lucrado con más de $1 millón mientras les hacía entender a los contribuyentes que la totalidad de los fondos recolectados irían a la construcción del muro. Él se había declarado inocente.
El fundador de la organización, el veterano de las Fuerzas Aéreas Brian Kolfage, aún espera enfrentar juicio, junto con los co-acusados Andrew Badolato y Timothy Shea. Ellos también se han declarado inocentes.