Schumer

Este martes, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Charles Schumer, aseguró que la instancia adoptará proyectos de ley para abordar temas relacionados a delitos de odio y terrorismo interno.

“Aquí, en el pleno del Senado, esta mañana, comencé el proceso para hacer que dos leyes estén disponibles para la acción del Senado en pleno”, indicó Schumer, según The Hill. “Según la legislación, es tan obvio como parece. Todos, uno de nosotros… tenemos la obligación de hablar en contra de estos crímenes de odio”.

Así, Schumer aceleró dos proyectos de ley. La primera de estas medidas fue patrocinada por el senador Mazie Hirono, demócrata por Hawái, la cual reforzaría los recursos para luchar contra los crímenes de odio que tienen como víctimas a asiáticos-americanos.

Por su parte, el segundo fue llevado por el demócrata Dick Durbin, de Illinois, que apunta a contrarrestar “la amenaza de terrorismo doméstico y supremacía blanca violenta”.

Schumer actúa tras ataques

Las acciones del Senado llegan solo horas después de que Ahmad Alissa, de 21 años de edad, disparara contra los presentes en un supermercado de Boulder, en Colorado, hecho que acabó con la vida de diez personas, incluido un oficial de policía.

Hace una semana, un hombre asesinó a ocho personas, la mayoría de origen asiático, en tres salones de masajes ubicados en Atlanta.

Ambas situaciones pusieron nuevamente sobre la mesa el debate sobre el control de armas en Estados Unidos.

“Aquí en el Senado, tenemos más que la responsabilidad de hablar. Debemos tomar acción. Y espero que tengamos apoyo universal para estas piezas de legislación”, dijo Schumer. 

Pese a que no reveló la fecha en la que se sometan a votación ambas legislaciones, el demócrata asomó que el Senado saldrá de receso por dos semanas a partir de este jueves, lapso de hoy en dos días en los que la instancia seguramente se centrará en las nominaciones para completar el gabinete del presidente Joe Biden.

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de California, los delitos de odio contra asiáticos-americanos aumentaron en un 149% entre los años 2019 y 2020.