Facebook

Este jueves la Cámara de Representantes se reunió con los directores ejecutivos de Facebook, Google y Twitter para conversar sobre cómo los contenidos que se difunden en sus redes sociales causan daños a los niños, a la salud pública y la democracia, y exigirles que realicen reformas en las redes que puedan poner fin a estos problemas. 

La audiencia, que contó con la presencia virtual de dichos empresarios, se centró en el rol de las redes sociales y cómo contribuyen a la desinformación y el extremismo, siendo los hechos del 6 de enero y la información falsa que ha corrido sobre la pandemia del COVID-19 evidencia de ello, según los legisladores, reseñó Axios.

Jan Schakowsky, demócrata y presidente del Subcomité de Protección al Consumidor y Comercio de la Cámara de Representantes, alegó que los fake news que se hicieron virales en dichas plataformas durante el 2020 fueron causal de pérdidas de vida. 

“Los testigos de hoy han demostrado una y otra vez que la autorregulación no ha mentido. Deben rendir cuentas por permitir que la desinformación y la desinformación se propaguen”.

Por su parte, Frank Pallone, presidente del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, expresó que Facebook permite que la desinformación circule y se intensifique, razón por la que “el Congreso tiene que actuar”. “No son transeúntes, están alentando estas cosas”.

Gus M. Bilirakis, republicano de rango en el subcomité de protección al consumidor, habló sobre el acoso en línea que muchas personas denuncian y pidió al ente unirse para lograr cambios en las plataformas digitales. “Lo que sí quiero oír es lo que harán para traer a nuestro país de vuelta de los márgenes y detener las prácticas venenosas que impulsan la depresión, el aislamiento y el suicidio. Nuestros hijos se están perdiendo, mientras que usted dice que va a tratar de mejorar, como hemos oído incontables veces ya”.

“¿Sabes lo que me ha convencido de que Big Tech es una fuerza destructiva? Así es como has abusado de tu poder para manipular y dañar a nuestros hijos”, dijo Cathy McMorris Rodgers,  republicana de rango en el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, cuando manifestó que estas plataformas son su “mayor temor” como madre.

Sundar Pichai, CEO de Google, comenzó defendiendo la Sección 230 para luego hablar sobre las políticas que se han establecido en Youtube con la pandemia y las que se sostuvieron con las elecciones. Asimismo, el CEO de Twitter Jack Dorsey reconoció la responsabilidad que la plataforma tiene por la desinformación y “promovió su idea de que la moderación del contenido debería ser un proceso compartido y colaborativo”.

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, defendió las acciones que su compañía ejecutó para controlar la desinformación electoral, y recordó cómo el expresidente Trump tuvo influencia en el ataque al Capitolio.

“No atrapamos todo, pero hicimos que nuestros servicios sean inhóspitos para aquellos que podrían hacer daño. Y cuando temíamos que incitaría a más violencia, suspendimos la cuenta del ex presidente”, expresó.

Jan Schakowsky pidió a Zuckerberg que reconociera que los comentarios de sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook, después del motín en el Capitolio  eran errados `pues alegó en ese momento que la insurrección no había sido planificada en la plataforma. “Ciertamente había contenido en nuestros servicios, y desde esa perspectiva hay más trabajo que tenemos que hacer”, dijo el dueño de Facebook.