(Foto: Pixabay)

Los estadounidenses que recibieron beneficios por desempleo en 2020 pueden acceder a un alivio tributario como parte del paquete de estímulo económico de $1,9 billones que firmó el presidente Joe Biden.

Generalmente los beneficios por desempleo se tratan como ingresos y, por ende, están sujetos a impuestos. Sin embargo, bajo el American Rescue Plan, aquellos que hayan cobrado beneficios por desempleo en el 2020 no tendrán que pagar los impuestos de los primeros $10,200.

La guía publicada por el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) en su sitio web indica que la medida solo es válida para los contribuyentes cuyo Ingreso Bruto Ajustado (AGI, por sus siglas en inglés) de 2020 es inferior a $150,000.

¿Qué hago si ya pagué mis impuestos?

Este alivio tributario se anunció el pasado 11 de marzo. Para esa fecha, muchos estadounidenses ya habían pagado sus impuestos de 2020, incluyendo las ganancias por beneficios de desempleos en sus declaraciones. Eso se hacía mediante el formulario 1099G.

Sin embargo, si este es su caso, no se preocupe. Próximamente podrá acceder a un retroactivo de sus beneficios.

Te puede interesar: Este crédito del IRS otorga casi $7,000 a ciertas familias con hijos

El IRS anunció que más adelante publicará una guía para quienes se encuentran en esta situación. Allí se explicará cómo acceder al retroactivo.

De momento, la agencia solo anticipó que los contribuyentes que presentaron sus impuestos en físico deberán hacer la solicitud del retroactivo mediante un formulario en el que los funcionarios se encuentran trabajando.

Por otro lado, el IRS destacó que no se debe enviar una declaración de impuestos enmendada. Solo hay que esperar a que lleguen instrucciones sobre cómo solicitar el retroactivo.

Para mayor información, diríjase o comuníquese con el Departamento del Trabajo de su estado o con el IRS a través del 1-800-829-1040.