Ron DeSantis crítica a Trump por cerrar la economía al inicio de la pandemia
Ron DeSantis crítica a Trump por cerrar la economía al inicio de la pandemia

Este viernes, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, emitió una orden ejecutiva que prohíbe los “pasaportes de vacunas”, los cuales serían un requisito para saber quiénes han sido vacunados contra la pandemia del COVID-19.

A través de su cuenta de Twitter, el funcionario indicó que “hoy emití una orden ejecutiva que prohíbe el uso de los llamados pasaportes de la vacuna COVID-19. La Legislatura está trabajando para hacer que estas protecciones sean permanentes para los floridanos y espero convertirlas en ley pronto”.

La mencionada orden, según informó The Hill, impide que entidades gubernamentales emitan los pasaportes de vacunas u otra serie de documentación que certifique si una personas fue o no inoculada contra el brote.

Asimismo, impide que empresas del estado Florida soliciten tanto a clientes como a patrocinadores el documento para poder brindarles sus servicios; sin embargo, las compañías aún pueden instruir protocolos propios.

DeSantis indicó el lunes que tomaría medidas contra los pasaportes de vacunas a través de una “una función ejecutiva, una función de emergencia” que terminó firmando este viernes. “Es completamente inaceptable que el gobierno o el sector privado le impongan el requisito de mostrar prueba de vacuna para simplemente participar en la sociedad normal”, dijo.

Trabajo en camino

La administración de Biden y las empresas privadas están trabajando para desarrollar una forma estándar de manejar las credenciales, a menudo denominadas “pasaportes de vacunas”, que permitiría a los estadounidenses demostrar que han sido vacunados contra el nuevo coronavirus a medida que las empresas intentan reabrir.

El esfuerzo ha cobrado impulso en medio de la promesa del presidente Biden de que la nación comenzará a recuperar la normalidad este verano y con un número creciente de empresas, desde líneas de cruceros hasta equipos deportivos, que dicen que requerirán una prueba de vacunación antes de abrir sus puertas nuevamente.

La iniciativa de la administración ha sido impulsada en gran parte por las ramas del Departamento de Salud y Servicios Humanos, incluida una oficina dedicada a la tecnología de la información de salud, dijeron cinco funcionarios que hablaron bajo condición de anonimato para discutir el esfuerzo. Este mes, la Casa Blanca asumió un papel más importante en la coordinación de las agencias gubernamentales involucradas en el trabajo, lideradas por el coordinador del coronavirus Jeff Zients, con el objetivo de anunciar actualizaciones en los próximos días, dijo un funcionario.

ÚLTIMAS NOTICIAS