COMPARTE

La vicepresidenta Kamala Harris anunció el jueves que se liberarían $39 mil millones en fondos del paquete de ayuda para el coronavirus recientemente aprobado por el presidente Joe Biden para ayudar a rescatar a la industria del cuidado infantil, que se ha visto muy afectada por la pandemia.

Harris dijo que los fondos ayudarían a que las guarderías y los proveedores de cuidado infantil familiar permanezcan abiertos, lo que permitiría a los padres, especialmente a las madres, permanecer o reincorporarse a la fuerza laboral. La pandemia ha obligado a un número desproporcionado de mujeres a dejar sus trabajos.

Harris señaló que incluso antes de la pandemia, el cuidado infantil era demasiado caro, difícil de encontrar o inaccesible para muchas familias. Y para los proveedores de cuidado infantil, la pandemia ha introducido nuevos gastos, mientras que la inscripción ha disminuido.

“La pandemia ha acelerado las fallas y fisuras en nuestros sistemas”, dijo Harris. “Casi la mitad de los padres dicen que su situación actual de cuidado infantil es insostenible”.

Te puede interesar: Harris anuncia que visitará pronto México y Guatemala

Harris anuncia subsidios

Harris estimó que los fondos también permitirían a los estados, tribus y territorios proporcionar subsidios para el cuidado de niños a más de 800 mil de las familias más necesitadas del país y también aumentar un crédito fiscal que las familias con niños pueden recibir para cubrir el costo del cuidado.

Bajo el nuevo plan, las familias que ganan menos de $125 mil pueden recibir un crédito fiscal de hasta $4 mil por un niño y $8 mil por dos o más niños. Aquellos que ganan entre $125 mil y $438 mil pueden recibir un crédito parcial.

“Esta es una expansión espectacular y una ayuda significativa para más de 7 millones de familias”, dijo Harris. “En conjunto, esta inversión histórica dará una oportunidad a los proveedores de cuidado infantil. Les dará a los proveedores de cuidado infantil y trabajadores un salvavidas, y les dará tranquilidad a los padres”.

Harris recordó que cuando era niña, un vecino vigilaba a Harris y a su hermana para que su madre pudiera trabajar como investigadora del cáncer.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS