Fedex

Este viernes, la policía identificó al presunto atacante de abrió fuego en una sede de FedEx en Indianápolis la noche del jueves y que dejó ocho personas muertas. Se trata de Brandon Scott Hole, de 19 años.

El Departamento de Policía del Metro de Indianápolis confirmó la identidad del joven en una rueda de prensa, y agregó que Hole era exempleado de FedEx, informó The Hill.

Un vocero de la agencia había confirmado a la AP y The New York Times más temprano el viernes que Hole solía trabajar para la compañía, y que estaba cooperando estrechamente con los investigadores.

Un portavoz de la agencia de correspondencia confirmó a la AP y The New York Times que Hole había trabajado en la compañía hasta 2020.

Randal Taylor, jefe de policía de Indianápolis, dijo que las autoridades continúan entrevistando a testigos y recogiendo las pruebas para determinar el motivo detrás del tiroteo masivo.

Taylor también agregó que un número “significativo” de los empleados en la sede de FedEx eran miembros de la comunidad sij, según la AP.

Craig McCartt, subjefe de policía, dijo que el atacante usó un rifle para abrir fuego al azar contra la gente en el estacionamiento y dentro del edificio. “No hubo confrontación con nadie que estuviera allí. No hubo disturbios, no hubo discusión”

McCartt también aseveró que al menos 100 empleados estaban en las instalaciones en el momento del tiroteo.

La policía dijo que el tiroteo sólo duró un par de minutos y que el joven disparó y se suicidó antes de que la policía entrara en las instalaciones.

El hecho

La noche del jueves, un hombre armado mató a ocho personas y luego presuntamente se suicidó con su arma en una instalación de FedEx, en Indianápolis, en un tiroteo masivo que dejó además varios heridos, informaron las autoridades.

La oficial de la Policía Metropolitana de Indianápolis, Genae Cook, confirmó en una conferencia de prensa que los oficiales respondieron poco después de las 11:00 pm a los informes de disparos. Cuando la policía llegó al almacén en Mirabel Road, entró en contacto con un atacante.

Cook narró que se encontraron varias personas en el lugar con heridas de bala; ocho fueron declarados muertos en el lugar.

“Es muy desgarrador”, dijo la madrugada del viernes, cuando decenas de familiares de trabajadores de FedEx comenzaron a congregarse en un hotel cercano. “Este es un espectáculo que nadie debería tener que ver”.

La policía precisó en horas de la madrugada que cinco víctimas con “heridas consistentes de bala” fueron trasladadas a hospitales locales para recibir tratamiento. Dos personas fueron atendidas en el lugar y luego dadas de alta.

ÚLTIMAS NOTICIAS