el plan
COMPARTE

La administración de Joe Biden reinstaló al director del programa climático federal que produce los informes definitivos del gobierno de Estados Unidos sobre el cambio climático, luego de que la administración Trump lo destituyó en noviembre pasado.

Michael Kuperberg, el científico climático que dirigió el programa por seis años durante administraciones demócratas y republicanas, regresó el lunes, confirmó la Casa Blanca.

Como director ejecutivo del Programa de Investigación del Cambio Global de Estados Unidos, Kuperberg coordina la investigación del cambio climático en 13 agencias federales y la producción de la Evaluación Nacional del Clima del programa, el informe más importante de la nación sobre la ciencia del cambio climático y sus consecuencias.

“Estoy muy emocionado de estar de regreso”, expresó Kuperberg en una entrevista. Calificó el momento de su regreso como perfecto, al considerar el énfasis de la administración Biden en el calentamiento global.

“Creo que [el programa] es un componente crítico para avanzar en la agenda climática de esta administración. Tenemos la oportunidad de poner esa ciencia a trabajar para informar decisiones sobre nuestra respuesta al cambio climático”.

Cuando fue removido de su cargo y reasignado al Departamento de Energía en noviembre, Kuperberg dijo que estaba sorprendido pero sabía que era una posibilidad.

Ahora que está de regreso, Kuperberg enfatizó que considera que sus responsabilidades laborales no son partidistas. “Estamos coordinando la ciencia y estamos tratando de llevar a la nación la mejor ciencia posible”, dijo. “Esto no es política”.

Jane Lubchenco, quien supervisa el programa de investigación como la principal funcionaria climática en la Oficina de Política Científica y Tecnológica de la Casa Blanca, elogió la capacidad de Kuperberg para trabajar en todo el espectro político.

“Dr. Kuperberg se ha ganado la confianza de la comunidad científica y de los legisladores independientemente de las tendencias partidistas”, dijo Lubchenco en un comunicado de prensa.

Fuente: Jason Samenow/The Washington Post.

Traducción libre del inglés.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS