democracia
COMPARTE

Un grupo de representantes demócratas conocido como el "escuadrón" casi logra cancelar el proyecto de ley de gastos de seguridad del Capitolio que los demócratas introdujeron a la Cámara.

La alianza progresista alegó que tenían preocupaciones sobre la responsabilidad de la policía del Capitolio.

Cori Bush, Ilhan Omar y Ayanna Pressley votaron "no", mientras que Alexandria Ocasio-Cortez, Rashida Tlaib y Jamaal Bowman votaron "presente", posición que generó tención en la Cámara Baja y que permitió a estos legisladores manifestar la razón por la que no estaban convencidos con la legislación.

Bowman alegó que estaba "preocupado por agregar fondos adicionales a un presupuesto de la policía que ya es muy grande e hinchado".

"Pero siempre quise apoyar a los limpiadores y al personal de custodia que a lo largo de este proceso han sido ignorados, y no una parte de la conversación. ¿Y su salud mental? ¿Y su salario por peligro? ¿Qué tal si se limitan a garantizar que estén a salvo a medida que vienen a trabajar, hacia y desde el trabajo? No desde una perspectiva policial, sino desde una perspectiva psicológica de seguridad", comentó.

Sin embargo, los líderes demócratas se comprometieron a asegurar "el apoyo necesario y evitar una pérdida vergonzosa en una propuesta de alto perfil para abordar las fallas de seguridad de la insurrección del 6 de enero", informó The Hill.

Por medio de su cuenta de Twitter, los activistas de Black Lives Matter agradecieron a los demócratas progresistas por la oposición ante la legislación. "Los ataques del 6 de enero fueron un símbolo de supremacía blanca. No respondemos a la supremacía blanca dando más dinero a la policía. Punto".

Plan aprobado

Finalmente, la Cámara aprobó por poco margen casi $2 mil millones en fondos suplementarios de emergencia para mejorar la seguridad en el Capitolio en respuesta al ataque del 6 de enero que, a diferencia de la votación para crear una comisión independiente para revisar el ataque, no obtuvo partidarios republicanos.

La votación final fue 213-212-3.

El proyecto de ley incluye dinero para asegurar los terrenos del Capitolio, lo que podría significar "rediseño del arquitecto paisajista del Capitolio, cercas retráctiles o pop-in y sensores de seguridad". Hay dinero para reembolsar a DC, la Guardia Nacional y la Policía del Capitolio, entre otras entidades, los costos incurridos por la insurrección del 6 de enero. También proporciona dinero para seis nuevos consejeros de salud mental y especialistas en resiliencia de bienestar para el personal de la policía del Capitolio que soportó el ataque. También hay fondos para mejorar la seguridad de los legisladores en sus distritos y cuando viajan.

Oposición republicana

Los republicanos que se oponen al proyecto de ley dijeron que se apresuró demasiado antes de que se completaran las evaluaciones de seguridad y sin su participación, o la participación de cualquiera de los partidos en el Senado. Muchos legisladores republicanos también afirmaron que el proyecto de ley tendría como objetivo militarizar el Capitolio.

Varios republicanos que votaron a favor de la creación de la comisión independiente del 6 de enero hablaron en contra de la financiación de emergencia.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS