Villa

Cancelar los Juegos Olímpicos de Tokio “puede ser la opción más segura”, de acuerdo con un reciente artículo publicado este martes en el New England Journal of Medicine.

La noticia es parte de un esfuerzo de parte de expertos en materia sanitaria por cancelar la cita a celebrarse en Japón, ponderando la emergencia de salud en todo el mundo a causa de la pandemia del COVID-19.

En marzo de 2020 se anunció la suspensión momentánea de los Juegos Olímpicos de Tokio; sin embargo, esta vez no parece haber vuelta atrás por parte de los organizadores del evento.

“Se asumió que la pandemia se controlaría en 2021 o que la vacunación estaría generalizada para entonces”, señaló el artículo. Pero poco más de un año después, Japón lamenta más de 70 mil casos activos, así como el riesgo de las variantes británica, sudafricana e india.

“Con menos de 2 meses hasta que se encienda la antorcha olímpica, cancelar los Juegos puede ser la opción más segura”, comentaron los científicos. “Pero los Juegos Olímpicos son uno de los pocos eventos que podrían conectarnos en un momento de desconexión global”.

Médicos contra los Juegos Olímpicos

La semana pasada, un importante grupo de médicos japoneses se unió al coro de voces que piden a Tokio y al Comité Olímpico Internacional que cancelen los próximos Juegos Olímpicos.

El llamamiento, hecho en una carta al primer ministro japonés Yoshihide Suga, se produce en medio de preocupaciones de que el sistema de atención médica en la segunda economía más grande de Asia no puede satisfacer las necesidades médicas potenciales de miles de atletas, entrenadores y medios de comunicación internacionales mientras lucha contra otro aumento en las infecciones por coronavirus.

Los hospitales de Tokio “están muy ocupados y casi no tienen capacidad de sobra”, agregó la asociación de aproximadamente 6 mil médicos de atención primaria.

La asociación es al menos el segundo grupo de médicos en las últimas semanas que pide la cancelación de los Juegos Olímpicos. Se produce en medio de señales de que la opinión pública japonesa se ha vuelto drásticamente en contra de albergar los ya retrasados ​​Juegos este verano; una petición que pide la cancelación del evento ha acumulado más de 370 mil firmas.

Una encuesta publicada el lunes por Asahi Shimbun indicó que solo el 14% de los residentes japoneses quieren que los Juegos, que están programados para comenzar el 23 de julio, comiencen según lo programado este verano.