Surfside
COMPARTE

Dos semanas después del colapso del edificio Champlain Towers South, al norte de Miami Beach, las labores de búsqueda continúan para encontrar más sobrevivientes. Hasta este jueves, al menos 60 personas fueron confirmadas muertas, solo 35 habían sido identificadas y 80 permanecían desaparecidas. El desastre pone a prueba la capacidad del bipartidismo en momentos en los que la polarización amenaza con obstruir la respuesta del Gobierno. 

La semana pasada, sin embargo, la visita del presidente Joe Biden a la zona del desastre dejó claro que ni demócratas ni republicanos están dispuestos a cometer errores políticos, al menos no en Surfside, donde ocurrió el desplome del condominio y en el que — hasta la 1:30 am del 24 de junio de 2021 — hacían vida 191 residentes. 

Se trató de la primera visita presidencial después de las elecciones de noviembre de 2020, en unas circunstancias extraordinarias. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, es un potencial aspirante presidencial para 2024 y uno de sus principales críticos, por lo cual su encuentro con Biden fue clave y de gran significación política.  Ambos lo sabían. 

DeSantis no solo ha desafiado al gobierno federal con el uso de las mascarillas, también en la eliminación de los cheques de estímulo, la modificación de las leyes electorales, la prohibición de un eventual “pasaporte de vacunas” y la entrada de turistas a esta zona, entre otras acciones acometidas en un estado dominado por el partido rojo.  

MURAL. A pesar de la lluvia y el paso de tormenta Elsa, familiares y vecinos han mantenido en pie el mural erigido en principio por Leo Soto, en honor a dos de sus amigos desaparecidos en Surfside. | Foto: EFE / Cristobal Herrera Ulashkevich.

La tensión era tal con la visita de Biden que, Jared Moskowitz, un demócrata que recientemente se separó de su cargo como director del Florida Department of Emergency Management, pidió a los miembros de su partido en Florida detener las críticas en redes sociales para no entorpecer el proceso de respuesta ante el desastre y no atizar la desconfianza en medio del caos.   

Hubo dudas, incluso, sobre si Biden y DeSantis compartirían una misma mesa, por un antecedente: el abrazo del entonces gobernador republicano de New Jersey, Chris Christie, quien en 2012 fue duramente atacado por los donantes del partido cuando se decidió a trabajar con Barack Obama durante los estragos del huracán Sandy, justo una semana antes de las elecciones presidenciales. El rumor de un abrazo entre ambos fue clave para tumbar la campaña presidencial de Christie en 2016. Como consecuencia, se retiró de la carrera por la nominación presidencial republicana y decidió respaldar a Trump, tras resultados decepcionantes en New Hampshire.

Pero ante esta tragedia, ambos dirigentes se ganaron elogios. Biden exaltó la capacidad de trabajo conjunto y la cooperación. "Quiero decir, solo el simple acto de que todos hagan lo que sea necesario, realmente hace una diferencia, gobernador", subrayó Biden.

Aunque parece estar lejos el rescate total de los desaparecidos por los retrasos que pueda provocar el huracán Elsa, las consecuencias de la visita de Biden aún están por verse. No está claro cómo operará la base política de DeSantis, por ejemplo. Por su parte, Biden ha usado la bandera del bipartidismo casi como uno de los principales slogans de su gobierno, tanto del Congreso como fuera. Para DeSantis, en cambio, el costo puede ser mayor por todas las piezas en juego. Por ahora, el Gobierno federal se ha comprometido a calcular los costos que ha incurrido el condado y el estado para apoyar en los esfuerzos de recuperación en los próximos 30 días.  

 “DeSantis habló con el presidente Biden por teléfono, la primera vez que han hablado desde que es presidente. Aunque no es el abrazo de Chris Christie con Obama, es el primer reconocimiento. Podemos estar viendo aquí al presidente que buscará la reelección en 3 años y por el otro lado al futuro nominado republicano. Están poniendo la política a un lado. Pero la presión sobre ellos desde adentro y de las personas en redes sociales politizando el asunto siempre está ahí”, dijo Moskowitz  en una entrevista para Politico. 

Lo que viene

Por lo pronto, el estado de Florida tiene un enorme trabajo por hacer. El Colegio de Abogados de la entidad organizó un grupo para revisar las leyes que organizan los condominios, así como la construcción y las operaciones. El objetivo, informó The Wall Street Journal, es determinar si los cambios regulatorios podrán prevenir que una catástrofe similar ocurra de nuevo. 

Un portavoz del gobernador indicó que DeSantis "considerará cualquier recomendación de política basada en hechos e impulsada por la evidencia"… y hay mucho por hacer en esa materia. La ley estatal no especifica plazos para que los propietarios de edificios comiencen y terminen una recertificación de 40 años, una especie de licencia que avala la seguridad de la construcción, y — a su vez — un proceso que podría tomar años porque las reparaciones generalmente son amplias, muy costosas y parece haber muchos vacíos en el camino. 

CAUTELOSO. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, no acudió al mitin de Trump en Sarasota, pues se ha mantenido cauteloso y ha evitado distraerse ante el desastre. | Foto: @RonDeSantis.

Aunque el retiro de la licencia a Ross Prieto, jefe principal de edificaciones en Surfside para 2018, y quien en ese entonces dijo a los habitantes de  la torre Champlain Towers South que el condominio estaba en  “buenas condiciones”, no explica todo, sí muestra parte del abanico de vacíos. Prieto también había sido empleado en una contratista sin licencia cuando el colapso del Club Kennel Byscayne en 1997, según una reciente investigación del New York Times. En ese hecho murieron dos personas. Desde entonces el funcionario ha trabajado en seis ciudades del sur de la Florida y últimamente en Doral, donde ahora su trabajo está en revisión. 

A raíz del desastre, funcionarios de Surfside notificaron a los propietarios que todos los edificios que estén frente al mar, y que tengan más de 30 años de antigüedad, deben adelantar las certificaciones que se exigen cuando cumplen 40 años de antigüedad, así como revisiones de sus cimientos.

Por ejemplo, las compañías de seguro están exigiendo pruebas del buen estado de los edificios evaluados y amenazan con quitar coberturas si no se proveen los requerimientos solicitados. Ahora el documento más solicitado es la “recertificación de 40 años”, un papel que poco se tomaba en cuenta, que solo se pide en dos condados de Florida (Miami-Dade y Broward) y que ahora compradores tienen entre ceja y ceja. Los efectos de Surfside ya se están viendo en el mercado inmobiliario con la duda de propietarios sobre posibles ventas como una opción en estos momentos, en los que la discusión sobre el papel de las asociaciones de condominios se ha puesto una vez más de relieve. 

¿Y ahora qué? 

Pero esto es solo en lo legal y en términos administrativos. Los sobrevivientes se preguntarán qué será de ellos. Una organización creada por una coalición de entidades sin fines de lucro, Support Surfside, ha sido fundada para ayudar económicamente a estas familias que se enfrentan a un mar de incertidumbre, así como también a la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, en cuanto a la forma de acceder efectivamente a los fondos y tener una ayuda a tiempo. 

“Estamos trabajando con compañías de seguros para agilizar la presentación de reclamos y hemos recacabo millones de dólares gracias a la generosidad de gente de este país y en todo el mundo. Será muy importante poner esos fondos en manos de familias para ayudarlas a reconstruir y satisfacer sus necesidades”, dijo Levine en un pronunciamiento el lunes 5 de julio. 

Mientras tanto, DeSantis no ha dejado ningún cabo suelto, hasta ahora. El fin de semana no apareció junto al expresidente Trump en Sarasota, en su primer mitin público desde el asalto al Capitolio. “Podemos confirmar que el Gobernador no asistirá al mitin en Sarasota. Habló con el presidente Trump, quien estuvo de acuerdo en que esta fue la decisión correcta, ya que el deber del gobernador es estar en Surfside asegurándose de que las familias y la comunidad tengan lo que necesitan después del trágico colapso del edificio", dijo la secretaria de prensa Christina Pushaw en un comunicado a The Hill.

La vocera de Trump, Liz Harrington, argumentó que el evento estaba lo suficientemente lejos del lugar del desastre para no distraer de los esfuerzos de rescate, informó el Herald-Tribune.

En datos 

  • 60 muertos confirmados
  • 35 de los cuerpos identificados
  • 80 desaparecidos 
  • 191 residentes en total
  • 200 trabajadores laboran en el rescate

Fecha del colapso: 24 de junio de 2021 a la 1:30 am. 

El Champlain Towers South tenía 32 pisos, y 135 apartamentos. Fue construido en 1981.

*Datos actualizados el jueves 8 de julio de 2021 a las 10:30 am.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS