Organización Trump
COMPARTE

La Organización Trump ha destituido al director financiero acusado Allen Weisselberg de sus roles de liderazgo en más de 40 compañías subsidiarias, según documentos corporativos en Estados Unidos y Escocia.

Los cambios se realizaron el jueves y viernes pasado, una semana después de que un gran jurado en Manhattan acusó a Weisselberg de 15 delitos graves, incluidos hurto mayor y fraude fiscal. Weisselbeg fue acusado por los fiscales de Nueva York de ayudar a ejecutar un plan de 15 años para evadir los impuestos sobre la renta, al ocultar los salarios de los ejecutivos, incluidos más de $1.7 millones de sus propios ingresos, a las autoridades fiscales. Dos entidades corporativas de Trump fueron acusadas junto con Weisselberg.

El jueves pasado, la Organización Trump destituyó a Weisselberg como director de la empresa que administra su campo de golf en Aberdeen, Escocia, según los registros corporativos británicos.

Al día siguiente, la compañía presentó trámites en Florida para destituir a Weisselberg como director en 40 subsidiarias diferentes registradas en el estado, según una base de datos en línea de registros de Florida.

Esas subsidiarias incluían un holding que posee muchos negocios de Trump, una entidad corporativa que maneja la nómina de muchos empleados de Trump e incluso un proyecto de Trump en Fort Lauderdale, Florida, que quebró hace más de una década.

Figura de poder

Previamente, Weisselberg había compartido el liderazgo de estas empresas con uno de los hijos adultos de Trump o, en el caso del Club Mar-a-Lago en Palm Beach, con el propio Trump. Ahora, muestran los registros, los miembros de la familia Trump quedan a cargo.

Las presentaciones de Florida fueron reportadas por primera vez por el Wall Street Journal.

La eliminación del nombre de Weisselberg de estas presentaciones corporativas podría evitar preguntas de reguladores, prestamistas o proveedores, al omitir el nombre de un ejecutivo acusado.

Pero puede que no cambie mucho en las operaciones de las empresas. Sobre el papel, la Organización Trump es una red de entidades interconectadas, cada una con su propio grupo de funcionarios. Pero en la práctica, todas las subsidiarias han sido administradas por el mismo pequeño grupo de ejecutivos en la Trump Tower en Nueva York, incluidos Trump, sus hijos adultos y Weisselberg, sin tener en cuenta quién tiene oficinas formales en qué subsidiaria.

The Washington Post. Traducción libre por El Tiempo Latino

COMPARTE