Mascarilla
Foto: The Washington Post

Fuente principal de la noticia: The Hill

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ajustaron sus recomendaciones sobre el uso de las mascarillas y sugieren a las personas vacunadas contra el COVID-19 que vuelvan a usar los cubrebocas cuando estén en interiores en determinadas situaciones.

Lo último: El cambio se produce poco después de un crecimiento acelerado de los contagios por COVID-19, debido a la variante delta, y que en la última semana se han triplicado sin control a lo largo del país, con casi 60 mil contagios diarios.

  • La decisión es una actualización de la agencia que había aconsejado que las personas vacunadas podían omitir las mascarillas en interiores y exteriores.
  • El anuncio hecho por los CDC fue criticado en ese momento por considerar que la recomendación era prematura y que era imposible saber el estatus de vacunación de una persona.

Los datos: La directora de los CDC, Rochelle Walensky, citó entonces las bajas tasas de infección entre las personas vacunadas y la eficacia de la vacuna como razonamiento para la recomendación, pero esto fue antes de la llegada de la variante delta, cuyos contagios ya suman más del 80 % de los casos registrados.

  • Los casos podrían llegar de nuevo a 200 mil contagios diarios dijo el Dr. Tom Frieden ex director
  • Sólo el 49,1% de la población estadounidense está totalmente vacunada, pero las tasas de vacunación diaria se han ralentizando y solo dos tercios de la población elegible ha recibido al menos una dosis, según los CDC.