Los actos de campaña del expresidente Trump podrían volver si se comprueba su influencia en los procesos electorales Republicanos como el de hoy en Ohio. Foto: The Washington Post.
COMPARTE

Lauren Fedor en Washington

El nivel de control que tiene Donald Trump sobre el partido Republicano será puesto a prueba hoy martes cuando un lobista de la industria del carbón patrocinado por el expresidente se enfrente a diez otros contendientes en una elección especial en Ohio.

Trump, quien ha sido vetado de las principales plataformas de medios sociales debido al ataque de sus partidarios al Capitolio el 6 de enero, ha intentado volver a la arena política con miras a las elecciones intermedias de año próximo, en las cuales están en juego el control del Senado y de la Cámara de Representantes.

El expresidente de 75 años no ha descartado lanzarse nuevamente a conquistar la Casa Blanca en 2024, y los documentos más recientes que ha presentado ante la Comisión Federal de Elecciones indican que tiene un tesoro de guerra de más de $100 millones.

En los últimos meses, Trump ha respaldado a candidatos en varias contiendas a lo largo del país, incluyendo a Mike Carey, uno de los once Republicanos que buscan ser nominados para la elección especial a Representante por el distrito 15 de Ohio, una zona que incluye gran parte de los suburbios de Columbus.  Steve Stivers, el anterior ocupante del cargo, renunció en mayo al ser nombrado presidente de la Cámara de Comercio de Ohio.

En junio, Trump respaldó a Carey, el presidente de la Asociación del Carbón de Ohio.  Su sello de aprobación aumentó la familiaridad popular del novato político y lobista de larga data quien por años fue socio del fallecido ejecutivo de energía Bob Murray.

Murray fundó y fue presidente ejecutivo de Murray Energy, una empresa de minería basada en Ohio que se declaró en bancarrota bajo el capítulo 11 en 2019 y ahora es conocida como American Consolidated National Resources.  La empresa donó millones de dólares a Trump, sus campañas políticas y su super Comité de Acción Política afiliado, en momentos en los cuales Carey fungía como vicepresidente de asuntos gubernamentales.

Cuando Trump dio su apoyo a Carey en junio, llamó al lobista un “valiente luchador por el pueblo y nuestra economía”.  Semanas después, el lobista acompañó a Trump en los predios de la feria de Wellington, Ohio para el primer mitin político del expresidente desde que dejó la Casa Blanca.  Los canales de recaudación de Trump han traspasado cerca de $400.000 para financiar a Carey, quien ha recaudado más que cualquier otro Republicano en la contienda.

La elección primaria de hoy martes en Ohio llega una escaza semana después de que Susan Wright, también promovida por Trump, saliera derrotada en la carrera por el escaño del distrito 6 de Texas.  Wrigth perdió ante el también Republicano Jake Ellzey en un resultado que sembró dudas sobre la capacidad de Trump para seguir ungiendo abanderados del partido Republicano.  Wright, la viuda del antiguo congresista Ron Wright, perdió por seis puntos ante Ellzey.

“Si Carey pierde, creo que Trump será más cuidadoso en el futuro sobre su respaldo… si es que puede decirse que Trump sepa ser cuidadoso y precavido”, indicó J. Miles Coleman del Centro para Política de la Universidad de Virginia.

“Obviamente [Trump] quiere mantenerse activo en el proceso político, pero pienso que podría estar actuando descuidadamente en sus decisiones de patrocinio”, añadió Coleman.

El contendor Demócrata en noviembre del ganador de la primaria de hoy martes en el distrito 15 aún no ha sido seleccionado.

La contienda en la zona de Columbus es una de dos primarias altamente disputadas en Ohio hoy martes.  Una primaria Demócrata se está llevando a cabo en el distrito número once, una zona urbana que incluye partes de Cleveland y Akron.  La elección es para llenar la vacante creada a principios de año cuando la excongresista Marcia Fudge renunció para unirse a la administración de Joe Biden como secretaria de vivienda y desarrollo urbano.

La primaria Demócrata ha subrayado las divisiones dentro del partido de Biden entre moderados y progresistas.  Shontel Brown, quien fuera directora local del partido Demócrata, y Nina Turner, antigua codirectora de la campaña de Bernie Sanders a la presidencia en 2020, son vistas como las candidatas con mayor opción entre un grupo que incluye a más de una docena de contendientes.

Sanders ha hecho campaña a favor de Turner, mientras que Brown recibió el apoyo de Jim Clyburn, el congresista veterano de Carolina del Sur quien prestó un respaldo vital a la campaña presidencial de Biden.

Derechos de Autor - The Financial Times Limited 2021

© 2021 The Financial Times Ltd. Todos los derechos reservados.  Por favor no copie y pegue artículos del FT que luego sean redistribuidos por correo electrónico o publicados en la red.

Lea el artículo original aquí.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS