Las tarjetas de vacunación se están convirtiendo en algo tan importante como la licencia de conducir y de allí que muchos busquen falsificarlas. FOTO: Bloomberg photo by Eric Lee.

(c) 2021, The Washington Post - Katie Shepherd

Paquetes de falsos certificados de vacunación impresos con el logo del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (Center for Disease Control and Prevention, CDC por sus siglas en inglés) han sido enviados desde Shenzhen, China, a destinatarios a lo largo de Estados Unidos, como parte de los esfuerzos de las personas no vacunadas por evadir las restricciones que obligan a mostrar certificado de vacunación para entrar a ciertos bares, escuelas y espacios públicos.

Oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (U.S. Customs and Border Protection, CBP por sus siglas en inglés) dijeron el viernes en una declaración que sus agentes han decomisado miles de certificados de vacunación falsos que pasaban por Memphis, un centro de distribución postal.

“Estas vacunas son gratuitas y están disponibles en todas partes”, dijo en una declaración Michael Neipert, director de área de la CBP para el puerto de Memphis. “Si usted no desea vacunarse, ésa es su decisión. Pero no solicite un certificado de vacunación falso, no le haga perder el tiempo a mis oficiales, no rompa la ley y no mienta sobre sí mismo”.

Los agentes confiscaron 121 paquetes repletos con más de 3.000 certificados de vacunación falsos, de acuerdo a la CBP. Los oficiales se dieron cuenta de que los certificados eran falsos porque los paquetes no eran enviados por el CDC ni por una organización médica. Los documentos también tenían errores, incluyendo la ortografía, palabras sin terminar y traducciones incorrectas al castellano, dijo la agencia.

Fabricar o comprar certificados de vacunación falsos viola las leyes federales contra el uso sin autorización del sello oficial de una agencia de gobierno, lo cual puede acarrear una multa y hasta cinco años de prisión, de acuerdo con FBI.

A medida que el número de casos de coronavirus ha aumentado nuevamente con la propagación de variantes como la delta, muchos lugares han empezado a exigir que las personas presenten certificados de vacunación para entrar a lugares públicos donde el distanciamiento social se dificulta. El gran festival de música al aire libre de Chicago, el Lollapalooza, exigió que los asistentes a los conciertos presentaran certificados de vacunación o pruebas de coronavirus con resultados negativos. Los bares de San Francisco le han ordenado a su clientela que muestren certificados de vacunación. Y Nueva York decretó la vacunación obligatoria para poder cenar en comedores interiores de los establecimientos y para entrar a los gimnasios. A pesar de que la ley prohíbe los certificados falsos y los no vacunados tienen mayor riesgo de contagio, algunas personas han buscado formas para evadir la vacunación obligatoria.

La Associated Press encontró cuentas en-línea que venden certificados de vacunación falsos a partir de $25 y hasta $200 cada uno.

El domingo, la policía arrestó a Norbert Chung, de 57 años, y a Trevor Chung, de 19, en el aeropuerto de Honolulu después de que el dúo de padre e hijo usara certificados de vacunación falsos para evadir las restricciones de viaje y volar de California a Hawaii sin haberse vacunado, reportó KMPH. El mes pasado, dos viajeros fueron multados casi $16.000 cada uno después de haber suministrado información de vacunación falsa para cruzar la frontera con Canadá en un vuelo a Toronto.

Y las universidades a lo largo del país que han requerido vacunación obligatoria para estudiantes y profesores antes de su regreso al campus han expresado sus preocupaciones de que algunas personas estén suministrando datos falsos.

Las autoridades federales lamentaron que tener que buscar documentos de vacunación falsos les han quitado tiempo a los agentes de la patrulla fronteriza para sus otros deberes, incluyendo la búsqueda de drogas ilegales potencialmente peligrosas.

“Los Oficiales de la CBP en el Área de Puerto de Memphis están determinados a luchar contra el contrabando y ayudar a proteger a nuestras comunidades”, dijo Neipert. “Pero usted debe saber que cuando falsifica su certificado de vacunación, usted está gastando el tiempo de mis oficiales, y quitándoles tiempo  de su búsqueda de fentanyl y metanfetaminas”.

Información de la Autora:

Katie Sheperd es reportera del equipo Morning Mix del Washington Post. Antes de unirse al Post, ella era escritora en Willamette Week en Portland, Oregon.

Lea el artículo original aquí.