Una foto publicada por el Creciente Rojo Iraní muestra a mujeres afganas en un autobús en la frontera de Irán y Afganistán. Según la página web de la entidad, luego de que el Talibán tomara control de Afganistán, algunos refugiados intentaron entrar en Irán pero fueron devueltos a su país al día siguiente después de ser alimentados y atendidos. Foto: EFE/EPA/MOHAMMAD JAVADZADEH.

Benjamin Parkin en Nueva Delhi

La agencia de la ONU para el fortalecimiento de la mujer advirtió que Afganistán enfrenta una “emergencia de género” ya que los militantes del Talibán prohíben que las mujeres salgan de su casa y no les permiten participar en la vida pública.

Mohammad Naciri, director de la región de Asia-Pacífico de la agencia de la ONU para la mujer, indicó que la agencia tenía evidencias de que insurgentes locales estaban eliminando las libertades femeninas, socavando las afirmaciones talibanas de que las mujeres tendrían un puesto en la sociedad afgana bajo su mandato.

“Tenemos evidencia o informes de diferentes provincias indicando que las mujeres no pueden dejar su domicilio sin… un cicerón masculino”, le dijo al Financial Times en las primeras declaraciones mediáticas de la agencia.  “En algunas provincias, a las mujeres se les ha pedido quedarse en casa”.

“No tenemos que esperar para ver palizas públicas a las mujeres o un incremento en la violencia doméstica para decir que la violencia está ocurriendo”, advirtió.

“No permitir que las mujeres salgan de sus hogares es una forma de violencia…. No permitir que las mujeres vuelvan a sus trabajos y restringir su acceso a la participación pública es definitivamente una forma de violencia”.

El Talibán, el cual extinguió los derechos de la mujer cuando gobernó en los noventa, previniéndoles el acceso a la escuela y al trabajo, indicó la semana pasada que los derechos de la mujer serían protegidos en el marco de la ley islámica.

Los islamistas han buscado presentar una imagen más moderada internacionalmente desde que retomaron el poder el fin de semana pasado, entrando en Kabul casi sin oposición, luego de que sus soldados arrasaran el país con una ofensiva relampagueante a comienzos de agosto.

Naciri dice que el Talibán debe clarificar urgentemente sus intenciones, subrayando que el papel de las mujeres bajo la ley islámica es interpretado de diferentes maneras en distintas partes del mundo musulmán.

También previno contra una brecha entre el sentimiento público de sus líderes y los actos de sus soldados en la calle.

La oferta de amnistía por parte del Talibán a sus supuestos disidentes o a cualquiera asociado con las fuerzas occidentales también ha sido contradicha por la evidencia de homicidios vengativos y arrestos.

“Lo que el liderazgo del Talibán pronuncia e instruye a nivel de la capital no necesariamente llega muy eficiente y prontamente hasta la provincia”, indicó.

Esto también aplica a la seguridad del personal de la ONU.  Si bien los líderes del Talibán en partes del país han supuestamente instruido a sus militantes que no maltraten a los empleados de la ONU y de las demás agencias internacionales, los informes sugieren que – en particular las mujeres – son el blanco de agresiones.

Naciri dijo que el equipo de su agencia en Afganistán, la mayoría del cual son mujeres, continúa trabajando en el país, pero por motivos de seguridad no divulgó cuantos miembros del equipo quedaban.

Declaró que la ONU tenía una “ventana de oportunidad” para interactuar con el Talibán y asegurarse de que pueden continuar sus labores en el país.  Pero aclaró que ahora peligran los veinte años de progreso logrado en derechos de la mujer desde la última vez que el Talibán gobernó.

“Debemos asegurarnos de que se evitará el peor de los escenarios… que las mujeres no tengan acceso a servicios, sean de salud, educación o legales… y que falte la participación de la mujer en la sociedad”.

Derechos de Autor – The Financial Times Limited 2021

© 2021 The Financial Times Ltd. Todos los derechos reservados.  Por favor no copie y pegue artículos del FT que luego sean redistribuidos por correo electrónico o publicados en la red.

Lea el artículo original aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.