vacuna de refuerzo

El grupo de científicos enviados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a China y que está detrás de la investigación sobre el origen del COVID-19, aseguró este miércoles que la búsqueda se estancó y advirtió que el trabajo poco a poco ha ido mermando sus opciones de obtener conclusiones.

El contexto: Además de las labores del grupo de investigación de la OMS, Estados Unidos desarrolló también un estudio sobre el tema, el cual no fue concluyente sobre el origen del brote, según detalló The Washington Post.

  • Los expertos de la OMS calificaron su situación como una “coyuntura crítica” que requiere una colaboración urgente para poder obtener resultados.
  • Denunciaron que los funcionarios de salud chinos se han mostrado reacios a compartir datos sin procesar sobre la problemática.

¿Y ahora qué…?: Luego de encontrar en un punto crítico, China recomendó a los especialistas de la OMS continuar con la investigación en otras latitudes. Este miércoles, Fu Cong, director general del Ministerio de Relaciones Exteriores del gigante asiático, pidió al grupo concentrarse en otras vías que ayuden a rastrear el origen del COVID-19.

  • El funcionario manifestó que China apoyó desde un principio dicho trabajo y lo seguirá haciendo en caso de que continúe.
  • El ministro concluyó acusando a Estados Unidos de “exagerar” en la alimentación de teorías vinculadas a una posible fuga de laboratorio.

Fuente principal de la noticia: ABC