Casa Blanca

El restablecimiento del suministro eléctrico en prácticamente toda Nueva Orleans y sus suburbios podría tardar días, o incluso semanas, después de que el huracán Ida dejó fuera de servicio ocho líneas de transmisión eléctrica que alimentan a la ciudad, informó la empresa de servicios públicos Entergy.

El contexto: Una torre de la línea de transmisión en la frontera de Avondale (Arizona) y Bridge City (Texas), ubicada cerca del río Misisipi en Harahan (Luisiana), se derrumbó el domingo con los feroces vientos del huracán Ida y causó cortes de energía.

  • La Junta de Aguas y Alcantarillado de Nueva Orleans dijo que dependía de sus propios generadores para tratar de mantener las bombas en funcionamiento, drenar el agua de la tormenta y suministrar agua potable.
  • En total, más de 1 millón de clientes estaban sin energía en Luisiana el lunes por la mañana, entre ellos 176 mil en la parroquia de Orleans.
  • La ciudad se despertó este lunes sin tiendas de comestibles, gasolineras, farmacias, ni máquinas de hielo. Hay grupos que se organizan para llevar comida a los sitios devastados.

¿Y ahora qué? El sistema 911 de la ciudad se cayó un par de veces, así que los funcionarios de Nueva Orleans recomendaron a las personas que necesiten ayuda policial hacer señas a las patrullas que circulen por la zona.

  • Sin electricidad, mucha gente no tiene ninguna fuente de información fiable: ni Internet, ni televisión, algunos tenían radios a pilas.
  • Incluso después de reparar las líneas de transmisión, Entergy debe restablecer los cables locales que alimentan los hogares y las empresas, también derribados por el huracán.

Fuente principal de la noticia: The Washington Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *