CDC Rochelle Walensky

Las dosis de refuerzo de las vacunas COVID-19 de Pfizer pueden administrarse, después de que la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) anulara, este viernes, las recomendaciones de un grupo consultivo clave de la agencia.

Lo último: En una medida poco habitual, la directora Rochelle Walensky anuló la decisión del panel y afirmó que las personas con mayor riesgo de infección por COVID-19 debido a sus trabajos también deberían poder recibir un refuerzo.

  • Los refuerzos estarán disponibles seis meses después de la segunda dosis, para los mayores de 65 años, los residentes de hogares de ancianos, las personas con condiciones médicas subyacentes y para los que tienen trabajos de alto riesgo de infección.
  • Walensky informó que los CDC abordarán, “con el mismo sentido de urgencia”, las recomendaciones para las vacunas de Moderna y J&J tan pronto como esos datos estén disponibles.
  • Moderna presentó datos de refuerzo a principios de septiembre. Johnson & Johnson aún no ha presentado pruebas de sus vacunas al gobierno, pero dijo que los ensayos mostraron una fuerte protección.

¿Y ahora qué? "En los CDC, tenemos la tarea de analizar datos complejos, a menudo imperfectos, para hacer recomendaciones concretas que optimicen la salud", afirmó la directora de los CDC.

  • Se espera que los refuerzos de las vacunas estén disponibles en farmacias, departamentos de salud, clínicas y algunos consultorios médicos.
  • Las personas que recibieron la vacuna de Moderna y Johnson & Johnson no serán elegibles para la aplicación del refuerzo hasta que la FDA dé luz verde a esas empresas.
  • Los CDC tendrán que definir específicamente las condiciones subyacentes de los pacientes de alto riesgo, así como los trabajos que harán que las personas sean elegibles.

Fuente principal de la noticia: The Hill