Pfizer tendrá que producir vacunas adicionales para cumplir con el objetivo de proveer una tercera inyección a la mayoría de los estadounidenses. Foto: The Washington Post.

Los trabajadores cuyo empleo les expone a un alto riesgo de exposición al coronavirus son ahora elegibles para las vacunas COVID-19 de refuerzo, según las últimas directrices de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El contexto: Ahora también se recomienda una tercera dosis de la vacuna COVID-19 de Pfizer seis meses después de la segunda dosis para los adultos de 65 años o más, vivan o no en instituciones, los refugios para personas sin hogar y los centros de atención a largo plazo.

Personal de primera intervención, incluidos los trabajadores de salud, los bomberos, la policía y el personal de atención a domicilio.
Profesores y personal de apoyo, incluidos los administradores escolares y guarderías.
Empleados de la alimentación y la agricultura y de la industria manufacturera.
Los trabajadores del servicio postal y penitenciario
Los operadores de transporte público y personal de las tiendas de comestibles.

¿Y ahora qué? Los trabajadores de las tiendas de comestibles, los profesores, las enfermeras y otros empleados que entran en estas categorías pueden ahora pedir una cita en una farmacia u otro proveedor de vacunas y obtener una tercera dosis.

  • Las vacunas de refuerzo son gratuitas, sin necesidad de identificación o tarjeta de seguro, informó Jeff Zients, coordinador de la respuesta COVID-19 de la Casa Blanca.

Fuente principal de la noticia: CBS News

ÚLTIMAS NOTICIAS