Los partidarios del aborto y los manifestantes se reúnen frente a la Corte Suprema de los Estados Unidos mientras el tribunal superior escucha los argumentos de dos impugnaciones a una ley de Texas que prohíbe la mayoría de los abortos en Washington, DC, EE. UU., 01 de noviembre de 2021

Dos meses después de que entrara en vigor la Ley de aborto de Texas (S.B.8), la más restrictiva del país, la Corte Suprema escucha este lunes los alegatos de dos impugnaciones vinculadas a la legislación. Los casos buscan aclarar si proveedores de servicio de aborto o Departamento de Justicia puede presentar impugnaciones de la ley en la corte federal.

La legislación, también conocida como “ley de los latidos del corazón”, fue impulsada por el republicano Greg Abbot, gobernador del estado de Texas. Prohíbe todo aborto hasta que sea detectado el latido cardíaco del feto, es decir, hasta las seis semanas de gestación, cuando muchas mujeres aún no saben que están embarazadas y no contempla excepciones en casos de incesto o violación. Antes era posible hacerlo hasta las 20 semanas. 

Mantente informado de los temas más relevantes de política, economía y salud y cómo afectan a la comunidad latina. Suscríbete aquí a nuestras newsletters.

Además, cambia la forma en la que se aplica la ley: no está en manos de las autoridades, sino de ciudadanos comunes, que pueden presentar demandas civiles contra médicos o contra cualquier persona que ayude a una mujer a acceder a ese procedimiento. Cada demanda ganada debe ser pagada con un mínimo de 10.000 dólares de indemnización que incluso debe pagar el acusado.

La Corte Suprema está compuesta por nueve jueces: tres progresistas y seis de tendencia conservadora, de ellos tres fueron nombrados por el expresidente Trump: Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh, Amy Coney Barrett.

Luego de que entró en vigor, estados aledaños a Texas son los que han estado recibiendo la demanda de personas y el número de abortos dentro del estado se redujo a 80%.

¿Por qué es importante? Si la máxima corte del país no interviene en la aplicación de la Ley de aborto de Texas, esto podría sentar jurisprudencia para que otros estados apliquen leyes restrictivas que son regresivas al caso Roe versus Wade. Sería una un paso menos en los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, de acuerdo con activistas proaborto.

  • En 1973 el caso Roe versus Wade estableció que las mujeres en Estados Unidos tienen derecho al aborto hasta que el feto sea viable, es decir, entre las 22 y 24 semanas de embarazo.
  • El argumento del caso Roe versus Wade se sustentó en el derecho a la privacidad, contenida en la cláusula del debido proceso de la Decimocuarta Enmienda, con lo cual se protegía que la decisión de interrumpir o no el embarazo era un derecho fundamental bajo la protección de la Constitución de los EE UU y por lo tanto no podía legislarse en su contra. 

El contexto. Desde que se hizo efectiva, se le han hecho dos llamamientos a la Corte Suprema para que se pronuncie al respecto.

  • En septiembre, proveedores de servicio de aborto y otras organizaciones pidieron a esta máxima entidad una apelación de emergencia. La votación fue 5-4. Alegaron que quienes llevaron el caso no habían cumplido con la alta carga requerida para la suspensión de la ley. “En particular, esta orden no se basa en ninguna conclusión sobre la constitucionalidad de la ley de Texas y de ninguna manera limita otras impugnaciones procesalmente adecuadas a la ley de Texas, incluso en los tribunales estatales de Texas”, decía la orden sin firmar.
  • En octubre el Departamento de Justicia hizo una solicitud de emergencia en que señala que la ley es "claramente inconstitucional" y permitir que siga en vigor "perpetuaría el actual daño irreparable a miles de mujeres de Texas a las que se les niegan sus derechos constitucionales". Esta última es la que hizo que se programara extraordinariamentela sesión que se realiza este lunes.
  • El presidente Joe Biden se ha pronunciado en contra de esta ley en varias ocasiones. “La ley de Texas afectará significativamente el acceso de las mujeres a la atención médica que necesitan, particularmente para las comunidades de color y las personas de bajos ingresos (…) Mi administración está profundamente comprometida con el derecho constitucional establecido Roe v. Wade hace casi cinco décadas y protegerá y defenderá ese derecho”.
ÚLTIMAS NOTICIAS