COMPARTE

Demócratas devastados, malas noticias para los demócratas y “Let the Democratic freakout begin” son algunos de los titulares que lanzó la prensa estadounidense esta mañana, en sus boletines matutinos, después de los resultados de las elecciones locales, especialmente del escrutinio en el estado de Virginia, donde la carrera por la gobernación se convirtió casi en un plebiscito de los primero nueve meses de Joe Biden en la presidencia, y un asomo de lo que está haciendo el partido repúblicano para regresar con fuerzas al poder.  

La tendencia en Virginia suele ser votar al partido contrario al que esté en la Casa Blanca, pero desde la administración de Barack Obama Virginia se había convertido en un estado asegurado para los demócratas hasta anoche. El empresario republicano Glenn Youngkin, de 54 años, se impuso en la Commonwealth con 50,7% de los votos frente al demócrata Terry McAuliffe que, aunque tuvo una administración destacada (2014-2018) como gobernador, no fue suficiente para optar por un segundo período.

Mantente informado de los temas más relevantes de política, economía y salud y cómo afectan a la comunidad latina. Suscríbete aquí a nuestras newsletters. 

No solo ganó Youngkin. Los republicanos también arrasaron en los otros cargos que se disputaron ayer en las urnas. Winsome Sears se convirtió en la primera mujer de color en ser electa vicegobernadora del Estado con 50,8% de los votos y Jason Miyares se mantuvo a la cabeza con 50,6% en las elecciones a fiscal general y se convirtió en el primer latino en ostentar este puesto. La Cámara de Delegados apunta a una mayoría republicana, aunque no se ha precisado la cantidad de escaños totales que tendrá cada partido.

¿Por qué es importante? Es una victoria que alarma a los demócratas, sobre todo para las elecciones midterm, previstas para 2022. En estos comicios se renueva la Cámara de Representantes por completo y un tercio del Senado. Actualmente la Cámara de representantes tiene una mayoría demócrata (232 asientos frente a los 197 republicanos). Mientras que el Senado se encuentra 50-50, pero cuentan con el voto de desempate de la vicepresidenta Kamala Harris. 

  • Según la agencia AP, el triunfo no solo fue “impresionante” en Virginia, también en New Jersey, donde el GOP  “ha diseñado un libro de jugadas que podría reparar la imagen empañada del Partido Republicano en los estados indecisos y distritos suburbanos de todo el país”. En especial, porque otros análisis coinciden en que estos resultados son un claro mensaje para los demócratas, y una advertencia para 2022: “podría haber una reacción masiva a las percepciones de que los progresistas están tirando del partido demasiado a la izquierda”, dice Margarita Talev, en una reseña para Axios
  • Es posible que los republicanos puedan recuperar tanto la Cámara como el Senado en las elecciones de mitad de período del próximo año. En ese escenario, será difícil para los demócratas aprobar alguna legislación significativa en 2023 y 2024.
  • A partir de estas elecciones, la atención volverá a los proyectos principales de la agenda de Biden: la ley de infraestructura bipartidista y la ley de gasto social, que se rebajó a 1,75 billones la semana pasada, pero que aún así no ha logrado unir a los demócratas para finalmente votarla.
  • “Las circunstancias en las carreras de los dos gobernadores casi confirmaron el colapso de la coalición que impulsó a los demócratas al poder durante la administración de Donald Trump y a Joe Biden a la presidencia en 2020. A raíz de las elecciones, hubo nuevas dudas en el partido sobre la capacidad de Biden para impulsar su agenda doméstica a través de la línea de meta, y para repeler los nuevos ataques que los republicanos han abierto en los frentes culturales, especialmente en las escuela”: análisis de The Washington Post

¿Qué dijo Youngkin? En su discurso de victoria, prometió “trabajar desde el primer día” y se enfocó en inversiones en educación, que contempla empleos a maestros e infraestructura. Asimismo, afirmó que trabajará para que los padres tengan voz y voto en el plan de estudios que les enseñan a sus hijos. “Amigos vamos a abrazar a nuestros padres, no a ignorarlos”, dijo en el mitin a medianoche.

Este último punto fue controversial durante su campaña. Después del debate entre él y McAuliffe, en el que el demócrata afirmó que los padres no intervinieran en la educación de sus hijos, Youngkin lo tomó como bandera. Sobre todo, se enfocó en la teoría crítica de la raza, que contempla el estudio del racismo de forma sistémica en los Estados Unidos y la desigualdad racial y que los republicanos han intentado restringir su enseñanza, aunque no forma parte del plan de estudios actual de educación pública de Virginia.

Un vistazo por las otras elecciones en el país

  • En Nueva Jersey se enfrentan el gobernador demócrata Phil Murphy que busca su segundo mandato y el candidato republicano, el exlegislador estatal Jack Ciattarelli. El conteo aún sigue y la contienda está empatada, muy reñida, lo que muestra un panorama complicado para el partido azul de cara al 2022.
  • En Nueva York ya eligieron a su nuevo alcalde: el demócrata ganó las elecciones a la alcaldía de la ciudad de Nueva York para reemplazar a su colega de partido Bill de Blasio.
  • Pittsburgh eligió a su primer alcalde negro, el demócrata Ed Gainey.
  • En Boston, la demócrata asiático-estadounidense Michelle Wu fue elegida alcaldesa, convirtiéndose en la primera mujer y primera persona de color en ocupar el cargo.
  • Los votantes de Minneapolis rechazaron una propuesta para reemplazar el departamento de policía de la ciudad por un nuevo Departamento de Seguridad Pública, más de un año después del asesinato de George Floyd por un policía y que generó protestas multitudinarias de Black Lives Matter.
  • El demócrata Mike Duggan fue reelecto para un tercer mandato como alcalde de Detroit. 
COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS