SERIES. El programa recibe buenas críticas por apegarse a la historia de los carteles en México. / HollywoodReporter
COMPARTE

Como parte de su preparación para subir su papel, el actor mexicano, Alejandro Edda, llegó a viajar al juzgado federal de Brooklyn donde en un juicio de 2019 enviarían a Joaquín "El Chapo" Guzmán a prisión por el resto de su vida.

El actor de 37 años, formado en el método de Stanislavski (un modo de abordar la actuación), fue a observar "cómo caminaba, el sonido de su voz cuando se dirigía brevemente al juez, la forma cómo se tocaba la cara", aseguró entrevista a Vice.

El contexto: En la serie de transmitida por la plataforma en Netflix, el "Chapo" interpretado por Edda ha sido desde las dos primeras temporadas un actor secundario, pero para la tercera temporada, que inició este 5 de noviembre, el personaje ocupa un lugar central como el hombre que llegaría dominar las tierras de las drogas en México.

  • La serie es elogiada por mostrar la evolución histórica de los carteles desde la década de los 1970, 80 y 90. De hecho comienza con la fundación y caída del cartel de Guadalajara, considerado el primer cartel de droga moderno de la nación.

¿Qué dicen?: Alejandro Edda relata que en aquel juzgado de Nueva York, uno de los abogados de Guzmán le señaló el actor al capo. "Me miró y sonrío, así mismo se fue (...) Yo ni siquiera parpadeé. Solo lo miré, fijamente y dije: "Oh, mierda, ¿esto acaba de pasar?".- Relata que para configurar su personaje contaban con muy poca documentación y material. Dice que nunca contó con más que algunos artículos, libros, una foto y hasta el vídeo corto que grabó Sean Penn para la revista Rolling Stone.

  • El actor cuenta que ha disfrutado mucho la experiencia de interpretar al capo, pero asegura que es importante para él no glorificar el estilo de vida de los traficantes. "La serie nunca lo ha hecho", aseguró.
  • Agrega que él conoció a muchas personas que murieron "por causa de las drogas y por causa de los carteles".

El dato: La infancia de Edda en el estado central mexicano de Puebla, estuvo lejos de la narcoviolencia de los 80 y 90, pero su vida cambió cuando su madre soltera se fue a Estados Unidos y allí se le reabrieron mayores oportunidades para el campo actoral.

  • Edda dice que su experiencia en el estudio del método ruso, combinada con sus adaptaciones estadounidenses aprendidas en California, es lo que le permitió empatizar y humanizar al líder del cártel de Sinaloa.

"No juzgo a mis personajes, no juzgo si es una buena o mala persona (...) Solo intento ser lo más preciso que puedo como actor y retratarlo dentro de las páginas que me dan por el bien del espectáculo".

Fuente principal de la noticia:  Vice.

COMPARTE
ÚLTIMAS NOTICIAS