CONGRESO. La representante republicana de Georgia, Marjorie Taylor Greene, en los alrededores de Washington, DC, 20 de mayo de 2021. | Foto: Efe/Jim Lo Scalzo.

La Cámara de Representantes aprobó la ley de infraestructura el viernes pasado, un proyecto de 1,2 billones de dólares con el que se espera renovar puentes, carreteras, entre otros proyectos, y con el que la administración Biden atenuó la semana pasada la pérdida de las elecciones en Virginia. El paquete fue aprobado por 13 republicanos centristas y 215 demócratas después de una intensa negociación que ahora está teniendo costos: los republicanos de extrema derecha están acosando a sus propios colegas del partido por darle una victoria al presidente.

Las representantes Marjorie Taylor Greene y Madison Cawthorn son algunos de los que acusan de “traidores” a sus pares por haber votado “para a ayudar a Biden a joder a Estados Unidos".

Greene publicó en Twitter la lista de los 13 republicanos que estuvieron a favor junto con sus números de teléfono. Uno de ellos, el representante Fred Upton, recibió decenas de llamadas de otros distritos a los que no representa.  Incluso compartió un audio en una entrevista de CNN en la que lo calificaron como “maldito traidor” y luego dijeron: “Espero que mueras. Espero que todos en tu maldita familia mueran”.

“Hemos visto que la civilidad realmente decae aquí”, expresó Upton. “Estoy preocupado por mi personal. Están atendiendo estas llamadas. Hay amenazas para ellos”, agregó.

Otro representante republicano bajo acecho es John Katko, parte del Comité de Seguridad Nacional y que ha descrito la ley de infraestructura como “una inversión única en una generación en la infraestructura física de nuestra nación" y "una victoria para el centro de Nueva York".

Greene además pidió que estos 13 republicanos fueran eliminados de sus asignaciones en los Comités. “Los 'Creadores de Mayorías' simplemente se convirtieron en Creadores del Socialismo. Solo hay una cura. Retirarlos de los comités. Dejar de ayudarlos económicamente. No se lo merecen y lo demostraron sólidamente al entregar la agenda de Biden (...), dijo la representante en un tweet que ya no está disponible y que recogió The Hill.

Los líderes republicanos de la Cámara de Representantes instaron activamente a sus bases a oponerse al proyecto de ley de infraestructura. Sin embargo, antes de los 13 que votaron el viernes, el proyecto fue aprobado de forma bipartidista en el Senado en agosto con una votación de 69 a favor —con 18 republicanos incluyendo a Mitch McConnell— y 30 en contra.

El contexto. Estas conductas se registran en medio de la condena que realizan algunos demócratas a las acciones del republicano Paul Gosar que, con un video intervenido de anime japonés, promovió la violencia hacia la representante Alexandria Ocasio-Cortez y el presidente Joe Biden.

  • Ni las acciones de Gosar, ni las de Marjorie Taylor Greene y Madison Cawthorn han recibido algún comentario público del republicano Kevin McCarthy, líder de la minoría de la Cámara.

Con información de The Hill y The Washington Post