DERECHOS. Cuba se prepara para otra jornada de protestas sin autorización del régimen castristas. / Contrainformacion.com
COMPARTE

El relator especial para la libre asociación de las Naciones Unidas (ONU), Clément Voule, consideró vía Twitter una "violación del Estado" el acoso y  persecución contra quiénes organizan las próximas manifestaciones de la oposición en Cuba del próximo 15 de noviembre.


Las manifestaciones convocadas serán el mismo día en cual abrirá sus puertas al turismo y las autoridades han negado todos los permisos.


¿Por qué es importante?: El pronunciamiento del relator de la ONU, este jueves 11 de noviembre, destaca por la creciente relevancia comunicacional en torno a la próxima convocatoria de la disidencia cubana para este mes. Convocantes mantienen vivo el recuerdo de las manifestaciones sin precedentes ocurridas en julio de este año.

  • Estás protestas sumarán al descontento generalizado, por las condiciones de vida y falta de democracia, la exigencia de libertad para los presos políticos y justicia por los abusos y muertes ocurridas a opositores.
  • Voule, en su cuenta de Twitter, responde a un comunicado de la Fiscalía General de la República de Cuba que asegura habrá "consecuencias legales" por "promover y realizar marchas ilícitas ya denegadas".
  • La fecha pautada para la protesta era el 20 de noviembre, pero Yunior García Aguilera, el líder de un grupo cívico "Archipiélago" la pasó para el 15 debido a que el régimen anunció ejercicios militares en toda la isla para ese día, según CNN.


¿Qué dicen?: La protesta convocada, que se prevé acontezca en 90 ciudades de la isla, ha levantado alarmas en defensores de los derechos humanos relacionadas al hostigamiento y persecución en la víspera del acontecimiento.


Por ello concretamente, el primer tweet del relator especial de la ONU, Clément Voule, fue dirigido a pedir condiciones para la libre manifestación.

  • "Recuerdo a las autoridades cubanas su obligación de proteger y facilitar la expresión a través de protestas pacíficas. Es una violación de las obligaciones del Estado el acosar e intimidar a los organizadores para evitar protestas pacíficas", afirmó.
  • Cerró diciendo que estaba "preocupado por el anuncio de la fiscalía general de la república de no permitir el desarrollo de marchas".
  • El régimen cubano no ha respondido formalmente a los comentarios de la autoridad de la ONU. Aunque en la mañana de este jueves, el canciller Bruno Rodríguez recordó a Estados Unidos que sus "planes de desestabilización" no funcionarán.
  • La declaración desde la ONU sigue la misma tónica del relator especial para Cuba de la Comisión Interamericana de derechos humanos  (CIDH), Stuardo Ralón, quien condenó "los procesos sin garantías, que podrían llevar a más de 75 personas a condenas mayores de 20 años", aseguró.
COMPARTE