mascarillas

La prohibición del uso de mascarillas en Texas viola los derechos de los estudiantes con discapacidades, dictaminó un juez el miércoles. La decisión allana el camino para que los distritos del estado emitan sus propias reglas sobre el uso de tapabocas, de acuerdo con sus necesidades y tasas de contagio en el área. La medida afectará a más de cinco millones de estudiantes.

La demanda, que presentaron en agosto para revocar el mandato, se realizó en nombre de varias familias de estudiantes con discapacidades y la organización Disability Rights Texas. Señalaron que eliminar totalmente el mandato de máscaras pone en riesgo a los estudiantes con discapacidades. De esta forma, se le negaría el acceso a la educación pública a jóvenes con discapacidades, por el alto riesgo que corren de enfermedad y muerte por el coronavirus.

Mantente informado de los temas más relevantes de política, economía y salud y cómo afectan a la comunidad latina. Suscríbete aquí a nuestras newsletters.

"La propagación de Covid-19 plantea un riesgo aún mayor para los niños con necesidades especiales de salud", dijo el juez Lee Yeakel. "Los niños con ciertas afecciones subyacentes que contraen Covid-19 tienen más probabilidades de experimentar efectos biológicos agudos graves y de requerir la admisión en un hospital y en la unidad de cuidados intensivos del hospital".

La orden de prohibición emanada por el gobernador republicano Greg Abbott excluía a “los niños discapacitados de participar y les niega los beneficios de los programas, servicios y actividades de las escuelas públicas a los que tienen derecho", agregó el juez.

¿Por qué es importante? La decisión permitirá a los lideres locales si quieren implementar mandatos de mascarillas en sus distritos escolares, de acuerdo con las necesidades específicas y el nivel de contagio que haya en esas zonas.

  • La decisión también podría tener implicaciones nacionales ya que otros estados están envueltos en batallas legales sobre los requisitos de mascarillas para niños.

El contexto. El gobernador republicano Greg Abbott emitió una orden ejecutiva en mayo que prohíbe el mandato de uso de máscaras en las entidades gubernamentales de Texas, que incluye condados, ciudades, distritos escolares, autoridades de salud pública y oficiales gubernamentales. A partir del 4 de junio, ningún estudiante, profesor, padre u otro miembro o visitante en las escuelas públicas requerirán usar mascarillas en los campus. La medida indica que los oficiales o autoridades locales que impongan un mandato de mascarilla se enfrentará a una multa de 1.000 dólares.

  • “Los texanos, no el gobierno, deberá decidir sus mejores prácticas de salud, razón por la cual los distritos escolares públicos o las entidades gubernamentales no impondrán máscaras. Podemos continuar mitigando Covid-19 mientras defendemos la libertad de los texanos de elegir si se enmascaran o no”, dijo Abbott en ese entonces.
  • La medida contradice la recomendación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC): “Debido a la variante Delta circulante y altamente contagiosa, se recomienda el uso universal de mascarillas en espacios cerrados por parte de todos los estudiantes (de 2 año de edad o más), miembros del personal, maestros y visitantes de escuelas de kínder a 12.º grado, independientemente de su estado de vacunación”.
  • Texas no es el único estado que se ha resistido al mandato de uso de mascarillas. En otros ocho estados (Arizona, Florida, Georgia, Carolina del Sur, Tennessee, Iowa, Montana y Dakota del Norte), todos encabezados por gobernadores republicanos, han impuesto una prohibición al uso de mascarillas, ya que consideran que eso viola la libertad personal.
  • La prohibición de uso de mascarillas obligatorio también se ha extendido a las escuelas públicas en solo dos estados: Texas y Carolina del Sur.

Reacciones. En respuesta al fallo en un comunicado, el fiscal general de Texas, Ken Paxton dijo que no estaba de acuerdo y que su oficina estaba "considerando todas las vías legales para impugnar esta decisión".

Con información de The Texas Tribune, The Washington Post y The New York Times.

ÚLTIMAS NOTICIAS