El senador demócrata Joe Manchin dijo que no está de acuerdo con el plan de Chuck Schumer, líder del partido en el Senado, de aprobar la agenda de gasto social de Biden - llamada Build Back Better - antes de Navidad.

Cuando se le preguntó cómo se siente sobre el plan para acelerar el proyecto de ley, que será aprobado por reconciliación, Manchin reiteró que tiene “muchas preocupaciones”. En septiembre, el moderado había pedido hacer una “pausa estratégica” para evaluar los contenidos de la legislación. Especialmente, por el impacto que el desembolso proyectado de $1.75 billones pueda tener sobre la inflación y la población general.

¿Por qué es importante? Hace aproximadamente una semana, Manchin llamó la atención sobre el índice de inflación récord alcanzado por EE UU. A través de una publicación en Twitter, el legislador contradijo el discurso del gobierno federal de que este fenómeno es “temporal” y afirmó que está empeorando.

  • Tanto la Casa Blanca como los principales demócratas del Congreso, como el senador Chuck Schumer, han predicho que la ley Build Back Better ayudará a aliviar la inflación, en un intento para tratar de calmar las preocupaciones de moderados y rechazar las acusaciones del GOP.
  • Sin embargo, hoy Manchin expresó inseguridad sobre esto por falta de pruebas e información. También recalcó las críticas que ha escuchado por parte de los ciudadanos de West Virginia: “Un galón de leche cuesta ahora $4 en muchos lugares. Está pasando factura. Y lo escucho cuando voy al supermercado o si voy a la gasolinera. Ellos dicen, '¿Estás tan molesto como yo?' Y yo digo, 'Absolutamente'”. 

Presión. Por ser un proyecto que será aprobado por medio del proceso de reconciliación, el plan requiere de los votos de los 50 demócratas del Senado para poder pasar. Manchin se ha convertido en una figura clave y el foco de los intentos persuasivos y de presión de los representantes y simpatizantes de su partido, especialmente aquellos alineados más a la izquierda.

  • Previamente, el senador acusó a los progresistas de mantener el plan bipartidista de infraestructura “secuestrado” para forzarlo a apoyar el presupuesto de gasto social. “Mantener este proyecto de ley como rehén no va a funcionar para conseguir mi apoyo para el plan de reconciliación”, aseguró.
  • Hace unos días, al grito de “Queremos vivir, queremos vivir”, activistas de varias organizaciones climáticas acorralaron a Manchin para demandar que vote a favor del proyecto de ley, que incluye un apartado climático. Lo siguieron por un edificio hasta el Maserati que conducía. 
ÚLTIMAS NOTICIAS