Imagen ilustrativa en referencia a la trata de personas. | Foto: Pexels.
REFERENTE. La doctora Nancy Álvarez goza de enorme popularidad en la comunidad latina.

Hoy tendremos información muy valiosa. Este artículo surge de nuestro programa en redes sociales, con dos expertas en el tema. La gran Dra. Katia Castellanos (EEUU) y la respetada magistrada Roxanna Reyes (República Dominicana), actualmente procuradora general adjunta de su país.

La trata de personas es un delito del crimen organizado que atenta contra la dignidad de las víctimas. Son tratadas como objetos. Es el segundo tipo de delito más lucrativo, después del narcotráfico. Un problema global que produce anualmente 34 billones de dólares en EEUU. Cada 30 segundos se añade una persona más al problema. El 58% es explotación sexual, y también se usa a los niños.

La trata de personas está interconectada con el narcotráfico y constituye un problema legal. Muchas mujeres son traídas bajo engaño, les dicen a sus padres que le consiguen trabajo o estudios aquí, y cuando llegan son prostituidas: la ponen a bailar desnudas, etcétera. En EEUU se dan reclutamientos de jóvenes de apenas 11 años, para la explotación sexual.

Son reclutadas desde la escuela por internet, les piden tirarse una foto con los senos expuestos. Desde ese momento, la vemos como posible víctima del crimen organizado.

Hay que educar para la prevención, a través de los grupos y las redes sociales. Si recibes una propuesta de trabajo, lo primero es saber dónde queda la embajada de tu país en ese lugar, investigar dónde es el supuesto trabajo, chequear por internet si la compañía existe de verdad. No entregarle el pasaporte a nadie, ya que te lo quitan. Sin este documento, las víctimas no pueden moverse del país donde se encuentren.

Ricky Martin creó una fundación para ayudar a estos niños y mujeres. La prevención y la educación es fundamental.

Emocionalmente, las víctimas viven atadas, las drogan, las mueven de sitio y, a veces, ni saben dónde están. Y, sin documentos, no se atreven a acercarse a los policías. Sufren de abortos, infecciones de transmisión sexual, las obligan a tener relaciones hasta con 30 hombres en un día. Muchas padecen rasgaduras en sus órganos genitales, otras tienen hijos, y con eso las manipulan más.

“Ellos”, los que manejan el negocio criminal, están en miles de industrias como la construcción, los bares y clubes nocturnos, y los cruceros, entre otras. Existe reclutamiento en todas partes, por lo que debemos estar alertas. Muchas niñas son víctimas y necesitan ayuda.

Los sectores criminales se unen para hacer daño, y nosotros debemos unirnos para ayudar a las posibles víctimas.

www.NancyAlvarez.com