Symone Sanders, la portavoz y asesora principal de la vicepresidenta Kamala Harris, dejará su cargo a finales de año, de acuerdo con dos funcionarios de la administración con conocimiento del tema, informó The Washington Post. Se trataría de un éxodo de empleados de la oficina de la vicepresidente.

Sanders, que fue asesora principal de la campaña presidencial de Joe Biden, es la segunda salida de alto perfil del equipo de Harris en el último mes. Ashley Etienne, directora de comunicaciones de Harris, también partirá en las próximas semanas, luego de anunciarlo en noviembre.

Mantente informado de los temas más relevantes de política, economía y salud y cómo afectan a la comunidad latina. Suscríbete aquí a nuestras newsletters. 

Peter Velz, director de operaciones de prensa, y Vince Evans, subdirector de la Oficina de Compromiso Público y Asuntos Intergubernamentales en la oficina de la vicepresidente, también les han dicho a otros en la oficina del vicepresidente que se va, según dos funcionarios de la administración. Se espera que ambos tomen nuevos trabajos dentro o cerca de la administración.

¿Qué dijo Sanders? De acuerdo con Político, que fue el primer medio en informar la salida de Sanders, ella envió una nota al personal el miércoles en la noche para confirmar su salida.

  • “Estoy muy agradecida con la vicepresidenta por su voto de confianza desde el principio y la oportunidad de ver qué se puede aliviar con lo que ha sucedido. Estoy agradecido con [la jefa de personal de Harris] Tina [Flournoy] y su liderazgo y su confianza también. Todos los días, llegaba al complejo de la Casa Blanca sabiendo que nuestro trabajo marcaba una diferencia tangible para los estadounidenses. Estoy inmensamente agradecida y extrañaré trabajar para ella y con todos ustedes”, dice el texto.
  • Flournoy envió otra nota al equipo del vicepresidente sobre la salida de su colega: “Symone le dijo al vicepresidente hace un par de meses que nos dejaría a fin de año. A menudo he dicho que ningún trabajo es demasiado grande o pequeño para Symone”.

El contexto. Harris, la primera vicepresidenta del país y la primera persona de ascendencia negra y asiática en ocupar el cargo, se ha enfrentado a críticas por no haber hecho lo suficiente para abordar los problemas de su cartera, incluidos los ataques a los derechos de voto y abordar las causas de la inmigración. También ha luchado contra las reclamaciones de disfunción del personal y preocupaciones sobre la disciplina de mensajes.

  • La oficina de Harris se ha visto acosada por el desorden y, en ocasiones, las fricciones internas. Los asesores externos se quejaron de que le entregaron cuestiones de política que estaban destinadas al fracaso y no le dieron lo que necesitaba para tener éxito como vicepresidenta.
  • Incluso se ha cuestionado si Harris sería una buena sucesora de Biden en 2028 o en caso de que el presidente no se postule nuevamente para 2024. 
  • Una fuente le dijo a CNN que la salida de Sanders no estaba relacionada con las fricciones internas o disfunción del personal, sino que era el momento adecuado para que ella se fuera. 
  • La popularidad de Harris también ha caído. Una encuesta de USA Today / Universidad de Suffolk de noviembre muestra sus niveles de aprobación en 28%, la cifra más baja registrada desde que el exvicepresidente Dick Cheney tocó fondo con 30% al final del segundo mandato del expresidente George W. Bush en 2007.

Con información de The Washington Post, Politico y CNN.

ÚLTIMAS NOTICIAS