La obesidad en jóvenes se ha convertido en una epidemia en muchos países. EFE/Alex Cruz

Especial para The Washington PostLinda Searing

Más de la mitad de los adultos jóvenes en Estados Unidos – 56 por ciento de personas entre 18 y 25 años – tienen sobrepeso o son obesos, según un trabajo de investigación de Johns Hopkins publicado en JAMA.

Utilizando cifras de una muestra representativa a nivel nacional de 8.015 personas en ese grupo demográfico, los investigadores compararon pesos promedio durante las últimas cuatro décadas.  En ese tiempo, el índice de masa corporal (BMI por sus siglas en inglés) promedio de la población, una medida de gordura corporal basada en la altura y el peso de una persona, aumentó en 4,6 puntos – desde 23,1 (lo cual se considera normal) hasta 27,7 (considerado sobrepeso).  Eso aumentó el número de adultos jóvenes con sobrepeso desde un 18 por ciento a finales de los 1970 hasta cerca de 24 por ciento para el 2018.

El aumento más dramático en medidas de peso, sin embargo, estuvo en la prevalencia de la obesidad, la cual se incrementó desde aproximadamente 6 por ciento hasta cerca de 33 por ciento.  El porcentaje de los que cuentan un BMI de peso normal (18.5 a 24.9) declinó desde cerca de 69 por ciento a 38 por ciento.  El BMI es importante porque el sobrepeso y la obesidad colocan a las personas frente a un sinfín de problemas de salud, incluyendo presión arterial alta, enfermedad cardíaca, osteoartritis, diabetes tipo 2, apnea del sueño y algunos cánceres.

Para determinar su BMI, puede hacer la matemática usted mismo (divida su peso, en kilos, por el cuadrado de su altura, en metros – BMI es calculado en términos métricos) o permita que una calculadora en línea compute la cifra por usted.  Los expertos de salud normalmente recomiendan un cabio de comportamiento y en hábitos alimentarios para quienes tienen un BMI en categoría de sobrepeso o de obesidad, ya que eso indica que tienen un exceso de grasas.  En esencia, deben moverse más y comer menos.

Lea el artículo original aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *