El paquete social de Biden incluye inversiones de 2 billones de dólares en salud, educación y políticas contra el cambio climático.
El paquete social de Biden incluye inversiones de 2 billones de dólares en salud, educación y políticas contra el cambio climático.

El más reciente plan de los demócratas para incluir una reforma migratoria en el paquete social, conocida como Build Back Better (Reconstruir mejor) fue rechazada. Llegó al Senado y la parlamentarian de este ente, Elizabeth MacDough, que ejerce como árbitro no partidista sobre las reglas y procedimientos, dijo que el proyecto no cumple con las reglas de lo que puede incluirse en una medida que intenta evitar el obstruccionismo republicano.

La ley de gasto social se ha impulsado desde un mecanismo llamado “reconciliación”, para evitar el obstruccionismo, es decir, que requerirá del voto de todos los senadores demócratas en un Senado que está 50-50. El paquete incluye inversiones de 2 billones de dólares en salud, educación y políticas contra el cambio climático. Luego de meses de negociaciones internas en el partido, en noviembre fue aprobado por la Cámara del Representantes y está en discusiones en el Senado, donde se espera que se vote antes de Navidad.

¿Qué decía el apartado de inmigración? La versión del proyecto de ley de la Cámara de Representantes permitiría que aproximadamente 6,5 millones de migrantes en los Estados Unidos desde al menos 2010 busquen permisos de trabajo que les permitan tener trabajos y evitar la deportación por un total de hasta 10 años. Para ser aprobados, tendrían que pasar verificaciones de antecedentes y cumplir con otros requisitos.

¿Por qué es importante? Se trata del último revés para los demócratas que han intentado hacer reformas migratorias. MacDonough había rechazado previamente dos planes de los demócratas que habrían proporcionado un camino hacia la ciudadanía para millones de inmigrantes. Este es el tercer plan.

¿Y ahora qué? Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC) y el Fondo de Justicia para Inmigrantes NILC, dijo que los demócratas deben usar "su poder bajo las reglas existentes del Senado para ignorar la opinión consultiva del parlamentarian y promulgar las protecciones permanentes".

  • Algunos demócratas, como el senador Dick Durbin dijo que estaba “decepcionado” y que están considerando “otras opciones”, apoyan el intento de anular formalmente a MacDonough. Pero eso requeriría 50 votos unánimes, es decir, que requerirían a Joe Manchin y Kyrsten Sinema, quienes han sido senadores claves en las negociaciones internas del paquete social.
  • “Estamos totalmente en desacuerdo con la interpretación del parlamentarian del Senado sobre nuestra propuesta de inmigración, y buscaremos todos los medios para lograr un camino hacia la ciudadanía en la Ley Build Back Better”, dijeron los senadores Catherine Cortez Masto, Ben Ray Lujan y Alex Padilla en un comunicado.

¿Cuáles otros proyectos han sido rechazados? Primero, los demócratas propusieron que la ley incluyera una medida para proporcionar 8 millones de tarjetas verdes a inmigrantes en cuatro grupos: "Dreamers", que llegaron ilegalmente a los Estados Unidos cuando eran niños; titulares de estatus de protección temporal (TPS); trabajadores agrícolas y otros trabajadores esenciales. Pero MacDonough dijo que no era apropiado.

  • El segundo plan de los demócratas fue cambiar la fecha de registro para ciertos inmigrantes indocumentados y beneficiarios de programas de libertad condicional humanitaria. También fue rechazado.
  • La guía del parlamentarian indicó que la tercera propuesta de inmigración de los demócratas "no es muy diferente en su efecto a las propuestas anteriores que hemos considerado". 

¿Cómo avanza la discusión en el Senado? Aunque el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, han insistido en que la ley de gasto social se votará antes de Navidad, no se ve como una meta viable.  

  • En un comunicado, el presidente Biden manejó las expectativas: aunque siguen en conversaciones para llegar en acuerdos con el senador Joe Manchin, que sigue expresando sus preocupaciones sobre el tamaño y el alcance de la ley, Biden dejó la puerta abierta para que el debate se extienda hasta el año que viene. “Avanzaremos juntos en este trabajo durante días y semanas”, dijo.
  • Los republicanos durante todo el año se han resistido a los planes de gasto de Biden, denunciando el esfuerzo de aproximadamente 2 billones de dólares como derrochador y socialista en un momento en el que la inflación está en alta. “El mejor regalo de Navidad que Washington podría dar a las familias trabajadoras sería congelar esta mala factura”, dijo el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell.
  • “No creo que sea antes de Navidad, debería ser cuando estemos listos”, dijo el senador demócrata Mark Kelly a los reporteros en una declaración recogida por WAPO. “[Podría ser] una de las primeras cosas después de las vacaciones”.

Con información de The Hill y The Washington Post.

ÚLTIMAS NOTICIAS