CUMBRE CLIMA JÓVENES:GLASGOW (REINO UNIDO), 05/11/2021.- La activista ambiental sueca Greta Thunberg pronuncia un discurso durante la protesta climática de la organización Fridays For Future ("Viernes por el futuro", FFF en inglés), este viernes. Miles de jóvenes, entre ellos Greta Thunberg, tomaron este viernes la ciudad de Glasgow en la protesta climática de la organización Fridays For Future ("Viernes por el futuro", FFF en inglés), y en sus calles rugieron contra el "bla, bla, bla" y las "promesas vacías" de la Cumbre del Clima (COP26). EFE/Manuel Moncada

Leslie Hook

(sustantivo) palabra sin sentido o coloquial, particularmente en lo referente a las promesas vacuas en materia ecológica

La frase “blah, blah, blah” recibió un nuevo significado este año gracias a Greta Thunberg, quien la utilizó para denunciar las palabras huecas sobre el cambio climático.  Se hizo viral luego de un discurso de la sueca de 18 años, líder del movimiento ecológico, en el cual ridiculizó las declaraciones políticas sobre temas ambientales.

“Esto es lo que oímos de nuestros supuestos líderes – palabras”, dijo, hablando a activistas ecológicos jóvenes en Milán.  “Palabras aparentemente geniales, que hasta ahora no han llevado a ninguna acción.  Nuestras esperanzas y nuestros sueños se ahogan en sus promesas vacías”.

En poco tiempo, “blah, blah, blah” se convirtió en el grito de batalla de la gente joven alrededor del mundo, ya que sienten que los políticos están buscando evasivas frente a la emergencia ambiental.  Antes de y durante la cumbre climática COP26 en Glasgow en noviembre, las palabras se oyeron en marchas y discursos, resumiendo el sentimiento de desafección.

El slogan también llegó a simbolizar la ruptura entre la urgencia del impacto del cambio climático, y el ritmo glacial del proceso formal dentro de las Naciones Unidas en la cumbre COP.  El planeta ya se ha calentado 1,1 grados centígrados desde tiempos preindustriales, lo cual aumenta la probabilidad de eventos devastadores como las inundaciones alemanas.

Entretanto, las emisiones de dióxido de carbono se dispararon en 2021, y el uso de carbón alcanzó un nuevo máximo histórico.  Luego de que las emisiones de CO2 se redujeran 5,8 por ciento en 2020 debido a los cierres por la pandemia, aumentaron un 4,8 por ciento este año, según la agencia internacional de energía.  Esa es la dirección opuesta a la necesaria para que el nivel de emisiones se ajuste al acordado en Paris para intentar limitar el calentamiento a un nivel por debajo de 2C, y preferiblemente menos de 1,5C.

El “blah, blah, blah” de Thunberg podría haber llegado para quedarse.  Este año, docenas de países se comprometieron a emisiones netas cero – incluyendo algunos retrógrados climáticos como Australia y Arabia Saudita, y otros grandes contaminadores como EEUU.  Pero con emisiones aún en aumento, estas promesas corren el riesgo de sonar a palabras vacuas.

Derechos de Autor – The Financial Times Limited 2021.

© 2021 The Financial Times Ltd. Todos los derechos reservados.  Por favor no copie y pegue artículos del FT que luego sean redistribuidos por correo electrónico o publicados en la red.

Lea el artículo original aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *