Luego de dar un discurso en el que responsabiliza directamente al expresidente Trump por el asalto al Capitolio, Joe Biden viajará a Georgia el martes para abogar por una ley que evade las restricciones del voto que se han impuesto en algunos estados encabezados por republicanos. La ley sobre el derecho al voto lleva estancada meses en el Senado y este año se convirtió en una de las prioridades de los demócratas.

“Estamos redoblando esfuerzos, poniéndolo en otra marcha, vamos directo al vientre de la bestia, o zona cero, para la supresión de votantes, la subversión y la obstrucción de votantes”, dijo Cedric Richmond, asesor principal de la Casa Blanca y director de la Oficina de Compromiso Público, reseñó POLITICO.

Aparte de Biden, también se tiene prevista la intervención de la vicepresidenta Kamala Harris, quien desde diciembre ha dicho en entrevistas que el “derecho al voto es el problema más importante que enfrentamos” y ha puesto esta legislación en el tope de las urgencias.

Sobre la legislación. Los demócratas presentaron un proyecto de ley para proteger el derecho al voto, en un esfuerzo por crear reglas federales para las elecciones, sobre todo cuando republicanos han encabezado esfuerzos en algunos estados para cambiar las leyes electorales, que afecta sobre todo al voto negro y latino.

  • El proyecto facilita a las personas inscribirse para votar, requeriría a los estados celebrar elecciones anticipadas de al menos 15 días, permitiría a los votantes enviar boletas ausentes sin dar una razón y entregaría la redistribución de los distritos a comisiones no partidistas en lugar de a las legislaturas estatales.
  • Esta legislación fue parte de las promesas de Joe Biden como candidato a la presidencia. “No podemos permitir que se niegue el derecho fundamental al voto”, dijo en 2019 el presidente. La ley fue aprobada por la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes en marzo de 2020.
  • Según el Centro Brennan, 19 estados han aprobado leyes que dificultan la votación.

El discurso de Biden. La secretaria de prensa, Jen Psaki indicó en un encuentro con la prensa el viernes que el presidente se dirige a Georgia porque “es uno de los muchos estados donde se han llevado a cabo actos corruptos sobre el derecho constitucional al voto y la integridad de las elecciones basados ​​en la Gran Mentira”. La Gran Mentira o The Big Lie se refiere a todo el conjunto de afirmaciones que se han hecho reiteradamente sobre que a Donald Trump le robaron las elecciones.

  • Agregó que su discurso se centrará en “la urgente necesidad de aprobar legislación para proteger el derecho constitucional al voto y la integridad de nuestras elecciones”.
  • “Hablará de los detalles. Y está muy enfocado en que la gente en el país comprenda y sepa qué hay en esta legislación, por qué es tan importante aprobar estas leyes, qué está en riesgo, qué debe protegerse (…) también quiere, por supuesto, restaurar el funcionamiento del Senado, lo que no está sucediendo en este momento, como lo demuestra el hecho de que han bloqueado incluso la capacidad de votar sobre la legislación del derecho al voto cuatro veces”, indicó Psaki.

Los planes demócratas. El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, tiene previsto forzar una votación para cambiar las leyes del Senado y evitar que los republicanos bloqueen nuevamente el proyecto de ley.

  • Pero para cambiar las reglas del Senado es necesario la unidad total de sus 50 miembros, algo que aún no tiene. Los senadores centristas Joe Manchin y Kyrsten Sinema han reiterado que apoyan el obstáculo de los 60 votos y ambos han mostrado frialdad con la idea de una excepción que eximiría ciertos proyectos de ley, pero dejaría intacto el obstruccionismo para otros.
  • Ya previamente Biden había expresado su respaldo a una excepción del obstruccionismo para poder aprobar esta legislación que promueve el voto.
  • Mientras los republicanos han puesto sobre la mesa una revisión de la ley de conteo electoral, algunos consideran que se trata solo de una mera distracción. 

Con información de Politico